Álex Márquez: «Me muero de ganas de probar la Moto2 ya»

«Me da un poco de pena dejar la Moto3, pero se me quedaba muy pequeña», dijo el reciente campeón del mundo de dicha categoría, que da el salto a otro equipo y a otro motor.

El piloto español Álex Márquez, que ayer se proclamó campeón del mundo de Moto3, se ha mostrado ansioso por probar la Moto2 este miércoles en el circuito de Cheste ya con su nuevo equipo, el Marc VDS Racing Team, y ha reconocido que todavía necesitará "unos días"para "asimilar por completo"la consecución del título. "Este miércoles ya la podré probar -la Moto2-. Me da un poco de pena dejar Moto3, pero se me quedaba muy pequeña, y a veces iba algo estresado e incómodo, así que me muero de ganas de probar la Moto2 ya", declaró en una entrevista a Estrella Galicia 0,0.

El de Cervera aseguró que todavía le cuesta asimilar el título conseguido el domingo en el Gran Premio de la Comunitat Valenciana. "La verdad es que aún no me lo creo. Cuando pasen algunas horas y los días lo iré asimilando cada vez más. Empiezo a ser consciente, pero no del todo, así que necesitaré unos días para asimilarlo por completo", reconoció.

Además, explicó las sensaciones que le embargaron nada más cruzar la línea de meta. "Durante unos segundos no sabía qué hacer. Cuando he pasado y he visto al equipo no sabía cómo reaccionar. Lo primero que he hecho es agradecer a lex (Rins) y a Efrén (Vázquez) la ayuda que me han dado durante toda la carrera", apuntó.

Por otra parte, el piloto catalán afirmó que desde el principio de temporada tenían claras sus opciones de alzarse con el título. "La verdad es que en todo momento hemos creído en el proyecto y siempre hemos pensado que podíamos ganar. Nuestro objetivo era llegar al último tercio de temporada con opciones reales de optar al titulo y hemos trabajado para lograrlo", indicó.

"El momento más difícil creo que fue después de Mugello. Tras la caída en carrera, tuvimos también una caída en un test y tuve que pasar la noche en el hospital de Italia. Fue un momento donde reflexioné y pensé: si queremos ganar el Mundial, tenemos que reaccionar. Y nos salió perfecto", analizó, antes de asegurar que el momento clave fue el Gran Premio de Aragón. "Fue el paso para colocarnos líderes y para mí esa ha sido la clave del campeonato", añadió.

Sobre su experiencia esta campaña con su equipo, resaltó lo "difícil"que es ganar un campeonato del mundo y más "con una moto nueva". "Pero al final lo hemos conseguido. También me llevo mucha experiencia de cara al futuro, sobre todo para desarrollar motos para proyectos nuevos", aseveró, y confesó que Honda le regaló una MotoGP. "Surgió medio en broma y al final se hará realidad", dijo el ilerdense.

Por otro lado, agradeció las palabras de alabanza de su hermano Marc. "Que un tetracampeón del mundo, aunque sea tu hermano, elogie tu pilotaje siempre es bonito. Tampoco te lo puedes creer mucho, porque si no, te relajas y no es bueno. Pero por otro lado sí que hace que ganes motivación y confianza en ti mismo. También te enseña a que estás haciendo bien tu trabajo", afirmó. Además, reconoció que estos años en Moto3 le han servido para madurar. "Cuando era más pequeño no era tan serio y me tomaba las cosas más a la ligera. Cuando te haces mayor las cosas toman más importancia", explicó.

Por último, se mostró entusiasmado con la fiesta que están ultimando en su pueblo natal, Cervera (Lleida), para recibirle. "En Cervera nos tienen preparado algo. Me da que ese día `se caerá la ciudad!", concluyó.