Deportes

Nadie pone fecha al Clásico

Competición aplaza su decisión al recibir nuevas alegaciones de la Liga

Se aplaza el clásico y se aplaza todo lo que tiene que ver con él. Incluso la decisión sobre la fecha en la que debe disputarse. El 18 de diciembre es el día consensuado por Barcelona y Real Madrid para jugar el partido que debía tener lugar este sábado. Pero de poco sirve. El Comité de Competición, que había fijado las 10:00 de la mañana de ayer como límite para recibir alegaciones, ha abierto un nuevo plazo para que los clubes envíen documentación después de recibir las alegaciones de la Liga.

Publicidad

«El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol volverá a dirigirse mañana al FC Barcelona y al Real Madrid CF al haber recibido hoy nuevas alegaciones de la Liga Nacional de Fútbol Profesional sobre la fecha del clásico que debía disputarse el 26 de octubre y que fue aplazado al concurrir causas excepcionales», explica la Federación en un comunicado.

«Los clubes tendrán de plazo para contestar hasta las 20:00 horas del martes y el Comité de Competición deberá volver a reunirse para valorar sus respuestas», añade. «El Comité de Competición ha analizado las propuestas de ambos clubes, a los que invitó a ponerse de acuerdo hasta esta jornada y que han coincidido en señalar el 18 de diciembre para la celebración del partido aplazado. También ha analizado los diversos informes que ha enviado la Liga Nacional de Fútbol Profesional durante estos días».

El Comité de Competición ha solicitado, además, un informe al Área de Competiciones de la Federación que ha recibido en el plazo previsto. La consulta pretende aclarar si es posible que coincida un partido de Liga con jornada de Copa, la primera ronda en la que compiten los equipos de Primera División. Un problema que no parecía existir cuando la Liga aplazó los partidos de Sevilla y Barcelona para que disputaran la final de Copa en 2018.

Tampoco ha existido incompatibilidad cuando los clubes españoles, Real Madrid o Barcelona, han jugado en los últimos años su partido aplazado por la disputa del Mundialito de clubes en fechas de Liga de Campeones. La Liga siempre ha defendido el 4 de diciembre como la fecha ideal para disputar el encuentro. Es la que previeron en el momento de elaborar el calendario para disputar los partidos que se hubieran tenido que aplazar hasta ese momento.

Publicidad

La primera fecha que se había planteado la patronal de los clubes era el 7 de diciembre, a pesar de que hubiera significado tener que aplazar a su vez los partidos de Real Madrid y Barcelona de esa jornada de Liga.Pero el primer movimiento había sido invertir el orden de campos y que el partido de ida se disputara en el Santiago Bernabéu y el de vuelta en el Camp Nou. El Comité de Competición abre ahora un nuevo plazo de alegaciones pero no fija la fecha de su reunión.

El Barcelona-Real Madrid se aplazó después de los primeros incidentes de la semana pasada en Barcelona, al coincidir con una de las grandes manifestaciones convocadas por los grupos independentistas para protestar por la sentencia del procés y no poder garantizar la seguridad en el partido.

Publicidad

Los clubes, que siempre han mostrado una opinión coincidente en esta situación, defendieron en un primer momento que el partido se jugara en la fecha establecida. Después escogieron el 18 de diciembre como la fecha ideal. En ese momento ya habrán concluido la primera fase de la Liga de Campeones y podrán preparar el clásico con más tranquilidad y menos distracciones. Esa semana se celebra el Mundialito de clubes, en el que por primera vez en cuatro temporadas no participa ningún equipo español. El Liverpool es el representante europeo al haber ganado la Liga de Campeones en el Metropolitano el 1 de junio pasado.

La decisión definitiva deberá conocerse esta semana. Los plazos se acortan para la resolución final, aunque eso es sólo un elemento más en la lucha de poder entre la Liga y la Federación. Los dos organismos tratan de imponer su criterio y el problema es que las competencias de ambos no acaban de estar claras. Es la Liga la que marca los horarios del fútbol profesional, pero el Comité de Competición depende de la Federación que puede elegir la fecha del choque.