¿Isco sí o Isco no?, la duda de Zidane en el Madrid ante el Bayern

Se juega el Madrid la temporada esta semana. Contra el Bayern puede volver a estar en semifinales por séptima temporada consecutiva y el domingo, en casa, frente al Barcelona, puede dar el manotazo definitivo a la Liga

El jugador del Madrid, Isco Alarcón
El jugador del Madrid, Isco Alarcón

Se juega el Madrid la temporada esta semana. Contra el Bayern puede volver a estar en semifinales por séptima temporada consecutiva y el domingo, en casa, frente al Barcelona, puede dar el manotazo definitivo a la Liga

“No lo siento, no te puedo decir nada”, respondía Zidane esta mañana cuando le preguntaban y le volvían a preguntar acerca de si Isco va a ser el futbolista que sustituya a Bale en el once contra el Bayern, en la vuelta de los cuartos de la Champions. “Ya tengo decidido quién va a jugar, pero no lo voy a decir”, respondía. Entonces le preguntaron por las características que debía tener el futbolista que va a sustituir al gales. “No lo voy a decir, lo siento”, insistía el entrenador francés, con una sonrisa, amable, pero sin ceder ni un poco en su cerrazón. Siempre ha sido un técnico que esconde el equipo titular, pero para el choque contra el Bayern ha cerrado todas las puertas y no quiere que se revele ni una pequeña pista. Al enemigo, ni la mínima ventaja. Aunque es verdad que todos los números apuntan a Isco, por su partido de forma, porque perder sin Isco se volvería en contra del entrenador. “Está preparado, como también lo están los demás. Es verdad que no ha jugado mucho en la Champions, pero es por las rotaciones, sólo es casualidad”, ha dicho el entrenador. Y es que de los jugadores de campo, hasta Coentrao ha jugado más en Champions que Isco, cuya participación en la Liga está siendo fundamental pero que en la Copa de Europa tiene un papel testimonial. En las dos finales que ha jugado el Real Madrid, Isco ha sido un futbolista determinante. Si Bale estuviera bien, Isco lo tendría mucho más complicado para jugar, pero el galés no se entrenó por la mañana y no entró en la convocatoria. “Tiene molestias, pero espero que no esté de baja durante mucho tiempo. Cuando se lesionó trabajó mucho y espero que pueda estar para el partido del domingo, contra el Barcelona, pero no la aseguro”, contestaba Zidane.

Se juega el Madrid la temporada esta semana. Contra el Bayern puede volver a estar en semifinales por séptima temporada consecutiva y el domingo, en casa, frente al Barcelona, puede dar el manotazo definitivo a la Liga. Por eso Zidane está tirando tanto de todos los futbolistas haciendo rotaciones que otras temporadas serían imposibles o significarían dejar de lucha por el campeonato. “Tengo 24 jugadores así, les admiro y les quiero mucho. Lo que me dan cada día hace que sea un entrenador muy feliz”, ha explicado el técnico francés.

El Bayern llega dispuesto a buscar la remontada. Tiene listo a Lewandowski. “Es un gran delantero y da un plus al rival. El Bayern tiene un gran equipo en todas las líneas, por eso debemos estar concentrados en lo que debemos hacer nosotros. Sabemos que tienen muchas cosas para hacer daño al rival y también que tienen defectos”, continuaba el entrenador. El Madrid parte con ventaja y eso puede afectar a su modo de jugar. Si espera o no al rival, si va a por él, si deja espacios atrás o prefiere vigilar para que no corra Robben. Son decisiones que tiene que tomar Zidane. Aunque la más importante dice que ya la ha tomado: Isco sí o no.