Actualidad

Qatar 2022: el Mundial más extraño, siempre bajo sospecha

La elección de Qatar para ser sede del Mundial de 2022 ha estado rodeado de sospechas desde el primer momento. El emirato fue el ganador en diciembre de 2010, imponiéndose a Australia, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón, que eran las otras candidatas. Pero algo olía raro y «France Football», en 2013, denunció que todo había estado amañado. La detención de Platini sólo es una muestra más. Pero ya no hay marcha atrás y Qatar, donde también se ha disputado, por ejemplo, un Mundial de balonmano, otro de ciclismo y el próximo septiembre-octubre vivirá uno de atletismo, será el escenario del Campeonato del Mundo más extraño de la historia. Se trata de un país que quiere mejorar su imagen (se le acusa de incumplir los Derechos Humanos) a través del deporte. Por dinero no va a ser, porque tiene la mayor renta per cápita del planeta gracias a que son la tercera reserva de gas.

Publicidad

Su elección hará que por primera vez el Mundial no se dispute en los meses de junio y julio, lo que supondrá que el calendario futbolístico se trastorne. Para evitar las altas temperaturas (40-50 grados en verano), el campeonato se traslada a otoño, cuando sigue haciendo calor, pero es más tolerable (20-30 grados), por lo que podrán disputarse los encuentros sin refrigeración. Se jugará entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre, por lo que, por ejemplo, LaLiga quedará partida y la Champions tendrá que adecuar sus fechas, ya que justo en esos meses suele terminar la fase de grupos. Los clubes tendrán que cambiar por completo su planificación física para adaptarlo a las nuevas circunstancias.

Hasta última hora se intentó también que el Mundial contara con 48 selecciones, por lo que hubiera tenido que disputarse en algún país más, pero al ser inviable se han mantenido finalmente los 32.