¿Qué pasó con Michael Schumacher?

Hoy se cumplen cinco años de su accidente esquiando.

El heptacampeón del mundo Michael Schumacher, en su etapa en Ferrari
El heptacampeón del mundo Michael Schumacher, en su etapa en Ferrari

La vida de Michael Schumacher cambió radicalmente un 29 de diciembre, hoy hace cinco años. El siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 (doblete entre 1994 y 1995 y cinco veces consecutivas entre 2000 y 2004) sufrió un aparatoso accidente mientras esquiaba en la estación invernal de Méribel, en los Alpes franceses. Se encontraba junto a su hijo Mick descendiendo a una velocidad que no llegaba a los 40 kilómetros por hora cuando se salió de pista entre las zonas de La Biche y Mauduit. Se golpeó fuertemente en la cabeza, lo que le supuso un traumatismo craneoencefálico, hematomas intracraneales y edema cerebral difuso. Pero cinco años más tarde, se desconoce su estado.

Según el informe médico del Hospital Universitario de la ciudad francesa de Grenoble, sufrió daños neurológicos irreversibles, y cayó en coma. Stephane Bozon, comandante a cargo del rescate de Schumacher, reveló los problemas que tuvieron al socorrer al expiloto: "Podría haber sido peor para él si no hubiéramos estado allí de inmediato. Todavía recuerdo que los médicos de emergencia del helicóptero tuvieron problemas en las laderas debido a la ubicación del accidente. Sabíamos que era una lesión muy grave".

Paradójico que en sus casi veinte temporadas en la Fórmula 1, el alemán apenas tuvo accidentes de especial gravedad (el más grave fue en el Gran Premio de Gran Bretaña de 1999, que le provocó una fractura de tibia y peroné), y sin embargo, su vida dio un vuelco fuera de las pistas de carreras. Y es que se lleva sin saber de su salud desde septiembre de 2014, donde se decía que sería llevado a su mansión de Gland, Suiza, tres meses después de que el 16 de junio saliera del coma, a los casi seis meses de su accidente.

Desde entonces, Sabine Kehm, portavoz de la familia Schumacher, ha guardado silencio y ha pedido que se respete la privacidad del heptacampeón. Además, ha negado todas las informaciones falsas sobre el piloto y ante el silencio informativo sobre Michael, todas las miradas se centran en su hijo Mick, de 19 años y a punto de debutar en Fórmula 2. El diario británico Daily Mail reveló que "Schumi"presentó avances en su salud que, si bien sigue siendo delicada, al menos tiene signos de mejoría: ya no se encuentra postrado ni depende de estar conectado a una máquina para respirar. Además, hay gente que dice haberlo visto. Por ejemplo, el arzobispo alemán Georg Ganswein. El sacerdote de 62 años aseguró a la revista Bunte que se sentó frente a él y lo notó con la cara más rellena: "Lo toqué con ambas manos y lo miré. Su cara, como todos sabemos, es la típica cara de Michael Schumacher; sólo se ha vuelto un poco más rellena".

Un enigma todavía por descubrir

El próximo jueves 3 de enero, Michael Schumacher cumplirá 50 años, aunque para algunos, seguirá teniendo 44, los mismos que tenía cuando sufrió el accidente, ya que no se le ha vuelto a ver. Cierto es que él quería que cuando se retirase de las carreras, toda la fama que acumuló dejará de reconocérsele mediáticamente y se le considerara como una persona corriente. Un total de 91 victorias consiguió en sus más de trescientas carreras. 155 podios, 68 poles y 77 vueltas rápidas que componen sus siete títulos. Pero lo que no se sabe es su estado, del que todos estamos deseando saber.