Soñemos: Alonso y Sainz, juntos

«Alonso dice, Alonso hace, Alonso intentará, Alonso probará...». Alonso, Alonso, Alonso. ¿Cómo puede competir Carlos Sainz con uno de los mayores fenómenos mediáticos de la historia de este país? La sombra del asturiano es tan alargada que amenaza con opacar a cualquier piloto español. Pero Carlos Sainz, amigo del asturiano, está dispuesto a librarse del todo de su alargadísima sombra. En Rusia, demostró que es un piloto hecho, capaz de realizar una salida sideral, de plantar cara a todo un Hamilton. El sexto puesto final sólo es una muesca más en una temporada espectacular teniendo en cuenta el monoplaza que tiene entre las manos. Siempre por delante de su compañero. Otra cosa es el futuro, absolutamente esperanzador.

2021. Año clave. El anuncio del acuerdo entre McLaren y Mercedes ha revolucionado el paddock y ha puesto los dientes largos a los aficionados españoles. La unión de la legendaria escudería británica con el mejor motorista de la parrilla, en principio, solo puede traer cosas buenas para Sainz. Aunque McLaren lleva años fracasando, Mercedes parece un socio suficientemente fiable para luchar por las victorias. Y ahí es donde Carlos tendrá su gran oportunidad, el momento de convertirse en un ídolo de masas.

¿Una dupla imposible? La cuestión es si Fernando vuelve al Mundial, claro. Los años pasan y nadie tiene las mismas prestaciones a los 25 años que a los 40, pero Alonso está demostrando en otras categorías que mantiene la fuerza, la ambición y la pericia para competir con cualquiera. Su idea sigue siendo encontrar un asiento que le dé opciones de ganar. Y 2021 es una fecha que ha deslizado en varias ocasiones. Fernando sigue teniendo relación profesional con McLaren. Atando cabos, y soñando, una dupla Alonso-Sainz en McLaren-Mercedes no es una quimera.