Torres, a la espera

Continúa concentrado con el Milan en Dubái, donde hoy tiene previsto dar una conferencia junto a Kluivert y Miguel Ángel Gil.

La vida de Fernando Torres en la concentración del Milan en Dubái es casi normal. El delantero español no jugará el amistoso de mañana contra el Real Madrid, pero sí se mantiene en el programa la conferencia que tiene previsto ofrecer durante el Congreso Globe Soccer junto a Patrick Kluivert y el consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín. Torres tiene previsto contar «historias de futbolistas», mientras el dirigente rojiblanco hablará sobre el camino al éxito. Entre ellos, el ex futbolista holandés hablará sobre el tránsito de jugador a entrenador.

El mismo asunto fue el que ocupó ayer la intervención del técnico del Milan, Filippo Inzaghi. «La negociación para el intercambio entre Torres y Cerci está en marcha, pero Torres sigue siendo jugador del Milan. Con la reapertura del mercado veremos lo que pasa», aseguraba el preparador italiano. Inzaghi intenta mantener la normalidad y, en público, considera a Torres todavía jugador de su equipo. El jugador «rossonero» Giacomo Bonaventura, sin embargo, no disimula y habla ya de Fernando en pasado. «De él sólo se puede aprender. Es un ejemplo profesional», dice. «Habría necesitado más tiempo, pero ha tenido la oportunidad de ir al Atlético y la ha aprovechado», añade.

La vida sigue como si no pasara nada hasta que el próximo día 5 se haga oficial el intercambio. Ese mismo día, Torres quedará desvinculado de manera definitiva del Chelsea –un club en el que nunca se sintió cómodo– antes de que el Milan lo ceda al Atlético hasta junio de 2016. Esa fecha, la del 5 de enero cuando se abre el mercado en Italia, es lo único que preocupa en el Atlético. El club rojiblanco pretende que Torres se incorpore en los próximos días, pero no están resueltas las cuestiones burocráticas que permitirían que el «Niño» comenzara a entrenarse de inmediato con el Atlético. «Si no pudiera entrenarse antes con el equipo, sería muy precipitado que debutara contra el Real Madrid en la Copa», comentan en el club.

Todo está cerrado, el Atlético continuará pagando la ficha de Cerci durante el año y medio de cesión y el Milan se hará cargo de los ocho millones de libras –algo más de diez millones de euros netos– que tenía firmados en su contrato con el Chelsea. Cuando termine la cesión, en junio de 2016, a Cerci aún le quedarán dos años de contrato con el Atlético. En ese momento, el club decidirá si lo recupera o lo traspasa de manera definitiva a la entidad propiedad de Silvio Berlusconi.

En el club aseguran que la operación no hubiera sido posible sin la insistencia de Diego Pablo Simeone. Le agradecen los resultados conseguidos sin haber exigido prácticamente nada. Y destacan que el único «capricho» que le habían concedido fue el fichaje en el mercado de invierno pasado de José Sosa, con el que había coincidido en Estudiantes de La Plata. «No nos podemos negar», es el mensaje de la entidad rojiblanca. El Cholo tiene fe en Torres y Torres tiene fe en el Cholo. «Lo que ha hecho Simeone en el Atlético nunca se valorará lo suficiente», aseguraba el futbolista en una entrevista concedida al diario «El Mundo» el pasado mes de abril, antes de que el sorteo de la Liga de Campeones emparejara a los rojiblancos con el Chelsea en las semifinales de la Liga de Campeones. «Los que hemos estado ahí dentro pensábamos que era imposible conseguirlo tan rápido. Sin él, este equipo ganador sería imposible. Es el protagonista sin querer serlo», añadía.

El Atlético de Madrid ha crecido mucho desde que Torres abandonó el club. Y Fernando ha tenido una carrera exitosa en Inglaterra durante estos años. Entre el Liverpool y el Chelsea ha conseguido 85 goles en la Premier, uno más de los que marcó Cristiano Ronaldo con la camiseta del Manchester United. En el Atlético, y con la confianza de Simeone, intentará recuperar las marcas goleadoras que consiguió en el Liverpool junto a Rafa Benítez.