Tranquilos, madridistas: «The Best» estará en Kiev

Me gusta ir con bastante tiempo al Bernabéu y dar un paseo antes del partido para palpar de primera mano el sentimiento madridista, especialmente en estos días previos a una nueva final de Champions. Y el sábado noté que la final de Kiev ilusiona más que nunca, sin importar que el Madrid se haya plantado en las últimas tres de forma consecutiva. Y pensando en esa cita ante el Liverpool, la gran mayoría me preguntaba por el mejor jugador del mundo.

«Edu, ¿cómo está Cristiano?». Ésa es la gran duda de la afición, su mayor preocupación en estos momentos. Pero tranquilos, madridistas: Cristiano llegará a Kiev al 100%. Esta volverá a ser su final. Respecto al partido del sábado, hay dos jugadores que salen muy reforzados y que han presentado su candidatura para ser titulares en la final: Bale e Isco se salieron ante el Celta.

Más de cuatro tratamientos diferentes al día, doce horas cada jornada y, lo más importante, la mente puesta en Kiev. Así está Cristiano Ronaldo a día de hoy. Trabaja a contrarreloj, pero su pensamiento es muy positivo. De hecho, está prácticamente seguro de jugar unos minutos ante el Villarreal cuando falten todavía 7 días para la ansiada cita. El madridismo debe estar tranquilo porque nadie conoce mejor el cuerpo de Cristiano que el propio portugués, y él está convencido de llegar a tope. Lo peor ya ha pasado. Atrás quedaron las largas sesiones de fisioterapia en las que hay dolor para recuperar la zona lesionada. Cristiano ya corre con normalidad, se calza las botas e incluso toca balón. A partir de ahora todo avanzará a pasos agigantados.

El galés fue el gran protagonista del partido ante el Celta. Bale dejó un mensaje a Zidane en el campo. Está claro que quiere ser titular en Kiev. «Este es el Bale que queremos, Edu. Se le ha visto mejor que nunca. A este nivel, claro que debe ser titular en Kiev», me decía un madridista tras el partido. «Así da gusto, se le ve entonado y con confianza, pero no creo que deba ser titular en la final», apuntaba otro joven.

Isco es especial para el Bernabéu y eso se siente. Tras varios partidos en el dique seco por su lesión, el malagueño dejó su sello ante el Celta. ¡Qué golazo! «¡Cómo le hemos echado de menos, Edu! Isco ha vuelto mejor que nunca», exclamaban, entusiasmados, un grupo de jóvenes. «Pocos tienen su calidad. El gol es marca de la casa. Le necesitamos a tope para la final», señalaba un socio.

Neymar... ¿sí o no? Es el gran debate del madridismo ahora mismo y ésta fue mi gran sorpresa al charlar con la afición. «Neymar es un escándalo. Es buenísimo y nosotros tenemos que tener a los mejores», argumentaba convincentemente un madridista. Por el contrario, algunos se mostraron reacios a la llegada del brasileño. «Hemos ganado muchas Champions sin Neymar, no nos hace falta. Además, es demasiado caro», defendían varios madridistas.

Ya queda menos. Serán tres finales de Champions seguidas y no noto menos ilusión en ésta que en las dos anteriores, porque el madridismo siente que son los Reyes de Europa. «¡Vamos a por ellos, Edu! Queremos seguir haciendo historia», es lo que exclama la afición. Ojalá sea así, amigos.