Juegos Olímpicos

Una «sinvergonzada» de castigo

Rusia está en pie de guerra por la suspensión de sus atletas cuando faltan algo más de ocho meses para los Juegos
Rusia está en pie de guerra por la suspensión de sus atletas cuando faltan algo más de ocho meses para los Juegos

El ministro de Deportes, Vitali Mutkó, carga contra la IAAF, que decidió suspender por tiempo indefinido a los atletas rusos.

Rusia cargó duramente ayer contra la suspensión por tiempo indefinido a sus atletas adoptada el viernes noche por la Federación Internacional de Atletismo, IAAF. Sus directivos «viajan en primera clase y duermen en ahoteles de cinco estrellas gracias a los atletas, y ahora toman esta decisión en su contra, es una sinvergonzada», acusó Vitali Mutkó, ministro de Deportes, uno de los señalados en la trama de dopaje que denunció el lunes la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

El problema del dopaje en el atletismo ruso, afirma, no es mayor ni menor que en el resto de países del mundo. Quedan sólo nueve meses para los JJ OO de Río, por lo que la suspensión bien podría costarle a Rusia la presencia de sus atletas. Recordamos que en la anterior cita olímpica, Londres 2012, el equipo ruso de atletismo brilló cosechando 18 medallas, ocho de ellas de oro. «Podemos ausentarnos de una o dos competiciones, pero sería una locura que nos perdiésemos unos JJ OO. Es una medida extrema, los que han tomado esta decisión nunca han sido atletas o se han olvidado de lo que significa», critica Murkó, que descarta sin embargo un boicot en Río del equipo olímpico nacional al completo, incluso en el supuesto de que no se levante la suspensión y sus atletas no puedan competir. «No vamos a boicotear nada, Rusia es un socio estable del COI», asegura el dirigente ruso.

La principal estrella del atletismo ruso, la doble campeona olímpica de salto con pértiga Elena Isinbayeva, confesó estar «en shock» tras conocer la suspensión y demandó a la IAAF «que los deportistas honestos no paguen por los pecados de otros». El presidente del COI, Thomas Bach, que guarda una estrecha relación con las autoridades rusas desde los preparativos de los JJ OO de Sochi 2014, expresó ayer su confianza en que «Rusia tomará las medidas para atajar el problema» del dopaje y sus atletas podrán competir en Río.

A propósito de las personas que deben guiar la limpieza del atletismo ruso, el ministro Mutkó confía en el actual entrenador jefe de la selección, Yuri Borzakovski, oro olímpico en 800 metros en Atenas’04, que asumió el cargo este abril, cuando los ya incipientes rumores de dopaje sistemático en el atletismo nacional le costaron la cabeza a su predecesor, Valentín Maslakov. «Borzakovski (de sólo 34 años) pertenece a una nueva generación», asegura Mutkó.

Recordamos que para supervisar la labor de las autoridades deportivas rusas se ha nombrado un equipo de inspección dirigido por el noruego Rune Andersen y un experto independiente internacional contra el dopaje.