Actualidad

Valverde, segundo en Lombardía

El ataque de Alejandro Valverde no llegó a tiempo para alcanzar a Bauke Mollema. El ataque del holandés había sido poderoso, cogió distancia y perdió de vista al grupo que viajaba por detrás. Eran perseguidores ilustres: Alejandro, Roglic, Egan Bernal, Woods y Fuglsang. Pero las piernas de Mollema eran más fuertes y consiguió imponerse en la meta de Como.

Publicidad

Llegó solo el holandés, sin nadie que se le pegara a la espalda. El ataque de Valverde en el último descenso no encontró premio. No consiguió rebajar demasiado la ventaja de Mollema, que levantó los brazos en solitario en la meta. Alejandro se impuso en el esprint de los perseguidores para ser segundo.