Y el plan B no aporta soluciones

La primera plantilla tuvo una suave sesión de entrenamiento ayer en Valdebebas
La primera plantilla tuvo una suave sesión de entrenamiento ayer en Valdebebas

No está funcionando el Madrid en Liga, pero tampoco lo ha hecho en Copa como debía. Aunque los titulares habituales son más que responsables del camino del equipo (y jugadores como Benzema, algunos partidos de Marcelo o las cifras de Ronaldo están muy por debajo de lo que se esperaba de él), el choque contra el Leganés deja tocado a un grupo de futbolistas en el que se tenía esperanzas para el futuro o para dar un vuelco a la situación.

Isco. Ha pasado de ser el jugador fundamental para conquistar la Liga y ser titular indiscutible a convertirse en un futbolista que lo intenta con desesperación y sin éxito. Titular frente al Leganés, después de no jugar partidos importantes como el del Barcelona, no sabe muy bien qué papel tiene en este equipo. Su fútbol, que enamoraba al Santiago Bernabéu, ahora no encuentra salidas para el balón, pese a que siempre deja algún detalle. Cuando hay que ir a ganar el partido, Zidane, que parece haber perdido la confianza en él, lo sustituye.

Asensio. Se esperaba que fuese la temporada de su eclosión, que volviese a aprovechar los minutos disponibles para hacer dudar al entrenador de si había que hacerle un hueco en el equipo titular. Su línea de juego ha ido paralela a la del equipo. Empezó como un tiro en los partidos de septiembre y parecía que iba a confirmar todo lo que se esperaba de él, pero su luz se ha ido apagando. Falto de minutos, pero también falto de la confianza que lucía en su primer año de blanco. Aunque se confía en él y en que es parte del futuro del Real Madrid, esta temporada está siendo bastante decepcionante.

Kovacic. Ejemplar en los duelos contra el Barcelona en la Supercopa de Europa, ha ido perdiendo peso en el equipo. Antes era una alternativa viable en el centro del campo, pero su pérdida de confianza le ha hecho bajar varios niveles. Conduce mucho la pelota, lo que a veces es una solución y la mayoría no. Ha tenido temporadas mejores que ésta.

Achraf. El lateral derecho de la cantera ha contado con muchos más minutos de los que esperaba por las lesiones y las rotaciones de Carvajal. Sin embargo, su aportación al equipo ha sido mínima. Un futbolista rápido, pero que no ha dado el salto de calidad esperado. No es la mejor temporada para hacerse un sitio en el Madrid porque casi nada sale bien, pero a Achraf le ha faltado temple en los momentos importantes.

Theo. En el Alavés demostró que era un lateral fulgurante, que podía ocupar toda la banda, sin embargo la camiseta del Madrid le ha pesado mucho más de lo que se podía imaginar. Sí es un jugador que puede recorrer la banda en pocos segundos, pero tiene más de un problema con la pelota. Tenía que dar descanso a Marcelo para que el brasileño no acabase agotado antes de tiempo, pero no ha dado el resultado que la mayoría creía.