Defiéndete de las comisiones de tu cuenta: cambia de banco

Algunas entidades también se han fijado como objetivo migrar a sus clientes a los canales online para ahorrar costes

Recientemente algunos  clientes de entidades como BBVA o Abanca han sido sorprendidos por el cobro de comisiones en sus cuentas
Recientemente algunos clientes de entidades como BBVA o Abanca han sido sorprendidos por el cobro de comisiones en sus cuentasLa RazónDreamstime

Recientemente algunos clientes de entidades como BBVA o Abanca han sido sorprendidos por el cobro de comisiones en sus cuentas. Por lo visto, aunque las entidades comunicaron hace algunos meses el cambio de condiciones de los contratos de las cuentas, muchos aseguran no estar al corriente de la nueva política de comisiones, explican fuentes del comparador financiero HelpMyCash.com.

Adicionalmente, como resultado de la crisis sanitaria, muchos clientes no han podido cumplir el requisito más básico: ingresar una nómina en la cuenta para no pagar costes.

Los afectados por un ERTE pagan comisiones

Un largo número de clientes de BBVA han expuesto sus quejas en foros de Internet y en redes sociales debido al cobro de comisiones por no poder ingresar su nómina durante los meses de confinamiento, y es que muchos españoles viven situaciones complicadas al estar afectados por un ERTE o un despido, explican desde el comparador.

La misma cantinela en Abanca. Miles de personas han protestado en contra de las comisiones del banco, denunciando un cobro de 50 euros por semestre, considerado abusivo por sus clientes más vulnerables, los pensionistas y parados.

Al parecer, llevar muchos años en una misma entidad bancaria podría dejar de ser una condición ventajosa para el cliente. Los titulares alegan ser clientes del banco desde hace años, pagar sus préstamos a tiempo, tener recibos domiciliados en la cuenta y varios miembros de la familia en la entidad. Pero, por lo visto, lo que buscan las entidades son clientes más rentables, por lo que obligan a los titulares de las cuentas a domiciliar sus ingresos y, además, a contratar seguros, préstamos o usar tarjetas de crédito para eliminar las comisiones de sus cuentas, tal y como han establecido entidades como Abanca o Banco Sabadell.

Algunas entidades también se han fijado como objetivo migrar a sus clientes a los canales online para ahorrar costes. Así, la propia Abanca que obliga a cumplir ciertos requisitos para no pagar comisiones en algunas de sus cuentas, comercializa también la Cuenta Clara que no tiene gastos ni exige ningún tipo de vinculación, pero obliga al cliente a operar online.

Ser nuevo cliente te abre puertas

Que no cunda el pánico. Existen entidades bancarias que nos van a recibir con los brazos abiertos (y sin cobrarnos nada). Desde HelpMyCash.com revelan que bancos como Bankia, Openbank, ING, Liberbank o BBVA, entre otros, no nos van a cobrar comisiones por las cuentas o tarjetas ni nos van a obligar a cumplir requisitos excesivos si nos damos de alta como clientes.

Por ejemplo, Bankia ofrece su Cuenta ON, una alternativa que no tiene costes de mantenimiento, administración, por la tarjeta de débito o por las transferencias online en euros, siempre y cuando nunca antes hayamos tenido una cuenta en la entidad. También es necesario gestionar la operativa diaria de la cuenta a través de los canales que Bankia pone a disposición del cliente (banca móvil, online, telefónica o mediante el uso cajeros)

Lo mismo ocurre con Liberbank o BBVA. Para contratar sus cuentas y no tener que domiciliar ingresos, recibos o contratar otros productos como seguros, préstamos y demás, es necesario contar con la condición de nuevo cliente. Adicionalmente, la Cuenta Online Sin de Liberbank regala 150 euros si decidimos domiciliar una nómina superior a 600 euros y la mantenemos durante 24 meses.

A diferencia de los bancos anteriores, Openbank, el banco online del Santander, o ING ofrecen cuentas bancarias sin comisiones y prácticamente sin condiciones para todo tipo de titulares, hayan pertenecido al banco anteriormente o no.

La opción de Openbank, la Cuenta Corriente Open, no tiene condiciones, únicamente requiere haber cumplido la mayoría de edad y contar con la residencia en España. ING, por su lado, tampoco cobra comisiones en su Cuenta Nómina o por las tarjetas de débito o crédito a sus clientes, aunque, si queremos contar con todas las ventajas (programa de descuentos Shopping Naranja, dos días de descubierto gratis…), podemos vincular ingresos de cualquier importe e, incluso, realizar transferencias desde otra entidad bancaria.