Andalucía, Murcia y Extremadura generan dos de cada tres empleos

El campo se convierte en el mayor creador de trabajo de España en junio, superando al comercio y la hostelería

La caída del turismo, del sector hostelero y del comercio como consecuencia de la gestión de la epidemia de Covid-19 ha aupado al sector primario como el mayor empleador de España. El campo se ha convertido en el motor de creación de contratos de España, con 208.583 firmas, a pesar de que el volumen se redujo un 14,2% con respecto a mayo, cuando fueron 243.146. Con estas cifras, el 18% de todos los contratos firmados en junio en España pertenecieron al sector primario, lo que le convierte, un mes más, en el primer empleador del país, según un estudio realizado por Randstad.

En consecuencia, las regiones con mayor peso de la actividad ligada al campo fueron las que más tiraron del empleo. Así, el 67,6% de los contratos registrados en junio en todo el país se firmaron en Andalucía (69.187 contratos), Murcia (45.135) y Extremadura (26.720), todas ellas por encima de las 25.000 rúbricas.

Las siguen Castilla-La Mancha (23.542), Aragón (12.031), Cataluña (8.597), Comunidad Valenciana (7.693) y Castilla y León (5.085). Por debajo de los 3.000 contratos se sitúan La Rioja (2.578), Galicia (2.298), Canarias (1.382), Navarra (1.280), Euskadi (1.035), Comunidad de Madrid (889), Asturias (455), Baleares (315) y Cantabria (308).

El sector primario supera a los sectores del comercio (149.538), hostelería (127.823), industrias manufactureras (123.690), actividades administrativas y auxiliares (102.181), construcción (100.112), sector sanitario (84.199) y logística (79.045).

Los mayores incrementos en la contratación se han producido en las actividades recreativas y artísticas (+538,3%), la hostelería (+315,5%), educación (+139,2%), información y comunicación (+89,5%), y financiero y seguros (+86,7%).