El sector turístico pierde casi 300.000 empleos en un año

2020 pone fin a nueve años de incrementos en la afiliación. Baleares, Cataluña y Andalucía son las regiones más afectadas, según Randstad

El empleo directo en el sector turístico se redujo este verano un 15,1% con respecto al año pasado, con una afiliación media de 1,5 millones de trabajadores, 282.376 menos que en 2019. De este modo, el promedio de ocupados durante los meses de junio, julio y agosto se situó a niveles de 2015, cuando se registraron 1.584.33 trabajadores. A pesar del descenso, la cifra de este verano es un 12,9% superior a la de 2010 (1,4 millones), según un estudio realizado por la empresa de recursos humanos Randstad.

Según el informe, la caída del empleo en el turismo ha estado influenciada por el recorte en la entrada de turistas extranjeros y en este sentido, recuerda los datos de la encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) del Instituto Nacional de Estadística (INE) según la cual entre enero y julio de este año España recibió 13 millones de turistas internacionales, un 72,4% menos que en 2019. SDi nos atenemos a los daftos facilitados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el sector turístico perdió en agosto 39.875 afiliados a la Seguridad Social respecto al mes anterior (un 1,7% menos), rompiendo la tendencia positiva registrada en julio, cuando se ganaron más de cien mil cotizantes. En términos interanuales, el sector turístico perdió en agosto a 351.029 cotizantes, lo que supone una caída del 13,4% respecto al mismo mes del año anterior, hasta rozar los 2,3 millones (un 12,2% del total de afiliados en la economía nacional).

Desde 2010, el volumen de afiliados al turismo durante el verano no había dejado de crecer, encadenando nueve años consecutivos de incrementos, hasta rozar los 1,9 millones de ocupados en 2019, el máximo de la serie histórica. La tendencia positiva se ha interrumpido en este 2020 con la caída del 15,1%, registrando un volumen inferior a los 1,6 millones de afiliados.

Todas las comunidades han registrado caídas en el empleo turístico, siendo Baleares (con una caída del 29,3%), Cataluña (-17,5%) y Andalucía (-15,8%), las que han registrado las caídas más acusadas, todas por encima de la media nacional, situada en el -15,1%. Con caídas más discretas, ya por debajo de la media nacional (-15,1%), se encuentra la Comunidad Valenciana (-15,1%), Galicia (-13,5%), Extremadura (-13%), Castilla-La Mancha (ambas con -13%), la Región de Murcia (-12,7%), La Rioja (-12,6%), Aragón (-12,5%), Castilla y León (-12,3%) y Navarra (-12,1%). Los descensos menos acusados, se registraron en Cantabria (-11,5%), Canarias (-11,2%), la Comunidad de Madrid (-10,2%), Asturias (-8,8%) y Euskadi (-8,5%).

En cuanto al volumen total de afiliados en el sector turístico, Andalucía se encuentra a la cabeza, con 271.835 afiliados, seguida por Cataluña, con 260.859 ocupados, seguida por la Comunidad de Madrid, con 198.796, y la Comunidad Valenciana, con 168.013. La suma de estas cuatro comunidades roza los 900.000 empleos y supone el 56,7% del total de profesionales dedicados al turismo en nuestro país.

Valentín Bote, director de Randstad Research prevé que “el empleo en el sector del turismo se recuperará al mismo ritmo que mejore la situación sanitaria, ya que el levantamiento de restricciones y la mejora de las cifras de la pandemia alentarán la confianza de los turistas internacionales. De todo modos, es de esperar un nuevo modelo de turismo menos masificado y más de nicho, en el que el empleo de las nuevas tecnologías tendrá un papel muy importante”.