Los transportistas españoles perderán 5.000 millones en 2020 por el Brexit y la pandemia

El sector del transporte por carretera reclama a la Unión Europea y Reino Unido un acuerdo negociado. En todo el continente se perderían 64.000 millones

“Tenemos que parar el bloqueo jurisdiccional que impida el libre tránsito y evite un desastre en el sector y pérdidas multimillonarias”. Una treintena de organizaciones paneuropeas -entre las que se encuentran la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) y la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM)- han remitido una carta a los negociadores de la Unión Europea y de Reino Unido en la que urgen a alcanzar un acuerdo sobre el Brexit que permita la circulación de vehículos pesados de transporte de mercancías entre ambos territorios más allá del 31 de diciembre.

Así se lo han trasladado a ambos gobiernos en una carta remitida desde la organización internacional del transporte (IRU) exigen que se firme “un acuerdo de libre comercio que no introduzca permisos de transporte y sistemas de cuotas" y protegería la cadena de suministro y respaldaría las economías de toda la UE. “Las empresas del transporte por carretera deberían conocer cuanto antes si hay acuerdo o no para poder tomar sus decisiones de contingencia, tamaño de flota, plantillas, clientela, etc., de cara al 1 de febrero de 2021”, subrayó el presidente de Astic, Marcos Basante. Sin un acuerdo, los transportistas se enfrentarían “a un caos de acuerdos nacionales fragmentados” con costes más altos, tiempos de viaje más largos y probables interrupciones en la cadena de suministro de bienes esenciales que afectaría a las “ya maltrechas cuentas de las empresas”, criticó.

Por su parte, CETM ha advertido que, de no alcanzarse un acuerdo, las consecuencias para el sector “podrían ser demoledoras”, ya que las empresas de transporte de mercancías no podrían sostener la situación y estaría en peligro el suministro de la industria y la resistencia de la economía.

Cada año, más de 2,3 millones de camiones realizan el tránsito entre la UE y el Reino Unido, en ambos sentidos, de los que un 10% corresponde a España, 230.000 desplazamientos. Según las cuentas de estas asociaciones el transporte por carretera perderá este año 64.000 millones de euros en ingresos -tanto por los problemas derivados del Brexit como por la propia pandemia del coronavirus-, de los que más de 5.000 millones corresponderían a España. A resta caída de facturación habría que sumar los costes adicionales derivados del bloqueo, que se sumarian “a las ya maltrechas cuentas de las empresas”.