Montero esconde si eliminará la tributación conjunta del IRPF

Descarta aclarar a Bruselas nada sobre eliminar la tributación conjunta porque “ni se ha planteado”. Atribuye la polémica del fin de semana a la etapa “preelectoral” en Madrid

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero durante la rueda de prensa tras el Consejo de MinistrosFernando AlvaradoEFE

“En ningún caso, la reforma tributaria va a suponer un aumento de la carga fiscal de las familias”. La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se ha mostrado así de contundente para intentar explicar por qué España no va remitir ninguna aclaración adicional a la Comisión Europea sobre eliminar la reducción de la tributación conjunta del IRPF, ya que es una reforma que el Gobierno “ni ha decidido, ni ha hecho, ni ha planteado”. En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, la ministra explicó que “no hay compromiso sobre esta materia, ni ningún tipo de reforma. Creo que en el contexto global del documento está perfectamente aclarado y no hace falta remitir aclaración adicional a la Comisión Europea porque el componente de fiscalidad es negro sobre blanco y no está incorporada esta reforma”, ha insistido Montero en rueda de prensa tras la reunión este martes del Consejo de Ministros.

Montero ha señalado que la “referencia” a esta medida se incluye en un anexo del informe de impacto de género del Plan, pero no en la ficha de fiscalidad, que es donde figuran las medidas tributarias que prevén aplicarse. El cuarto anexo Plan, dedicado a la igualdad de género, plantea la “paulatina desaparición” de la reducción por tributación conjunta en el IRPF al considerar que “genera un desincentivo a la participación laboral del segundo perceptor de renta”, que suelen ser mujeres.

La supresión de esta reducción -de 3.400 euros en la base imponible del IRPF en el caso de unidades familiares integradas por ambos cónyuges- ya fue planteada por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) en su informe de revisión del gasto público en beneficios fiscales precisamente por desincentivar la participación laboral de las mujeres. Ahora, Montero insiste en que “no es una reforma incorporada a la ficha de fiscalidad”, sino una propuesta de la Airef que tendrá que ser estudiada por el comité de expertos para la reforma fiscal. “En etapas preelectorales cualquier elemento sirve” para sugerir cuestiones “que este Gobierno ni ha decidido ni ha hecho”, ha afeado.

La medida es mencionada dentro de un anexo titulado ‘Análisis sectorial de aspectos de igualdad de género y oportunidades’, incluido en el Plan, en el que el Gobierno plantea “la paulatina desaparición de la reducción por tributación conjunta mediante el establecimiento de un régimen transitorio, debido a que genera un desincentivo a la participación laboral del segundo perceptor de renta (principalmente mujeres)”. A esto, el documento enviado a Bruselas añade a continuación que “se asegurará el equilibrio de género y al menos una persona especialista en enfoques de género en la composición de la comisión de personas expertas para la reforma del sistema tributario, prevista en el componente”.

También indica que “un sistema tributario moderno no debe servir exclusivamente para procurar unos ingresos que financien el gasto público, sino que debe contribuir directamente a potenciar el impacto de las políticas públicas que se acometan, sirviendo de catalizador para lograr transformaciones en ámbitos como la igualdad de género, la atención a la discapacidad, la conservación del medioambiente o la protección de la salud”. Montero insistió en que “no es una reforma que esté incorporada dentro de la ficha de fiscalidad que se propone por Hacienda y el Gobierno, sino que es una medida analizada por la Airef cuando hizo el análisis de los beneficios fiscales”.

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a Bruselas el viernes incluía en el Anexo IV referido a temas de igualdad la idea de eliminar de manera progresiva la reducción por tributación conjunta en el IRPF al entender que perjudica la incorporación de la mujer al mercado laboral. Para este tipo de cuestiones fiscales, así como para el resto de las planteadas en materia fiscal, el Gobierno ha constituido un comité de expertos para la reforma fiscal, con el objetivo de modernizar el sistema tributario para adaptarlo al siglo XXI, que tendrá que revisar los elementos que considere de interés y “aprovechará materiales que están siendo editados por organismos como la Airef”, intentó justificar la ministra.

“Otra cosa es que en etapas preelectorales cualquier elemento sirve para intentar llevar al ánimo de los ciudadanos algo que este Gobierno ni ha decidido, ni ha hecho, ni ha planteado”, ha criticado Montero. que ha incidido en que desde el Ejecutivo se ha hecho hincapié en que lo único que van a estudiar, con el asesoramiento técnico de los expertos, es la forma de evitar que esta reducción fiscal acentúe la brecha de género existente en el mercado laboral. “Todo ello, sin que, en ningún caso, esta posible reforma tributaria vaya a suponer un aumento de la carga fiscal de las familias”.