La ocupación de los hoteles sigue bajo mínimos

En abril registraron 4 millones de pernoctaciones, frente a los 26 millones de 2019, antes de la pandemia. En el acumulado del año la caída es del 70% por el efecto del coronavirus

Turistas a su llegada a un hotel en Baleares
Turistas a su llegada a un hotel en BalearesCATI CLADERAEFE

La actividad turística en España sigue en mínimos. El pasado mes de abril, las pernoctaciones en los hoteles españoles superaron los 4 millones, frente a los 26 millones que registraron en el mismo mes de 2019, año prepandemia. En los cuatro primeros meses del año, se registró una caída de esta actividad de un 70,6% respecto al mismo periodo de 2020, por el impacto de la pandemia del coronavirus sobre el sector turístico -en abril del año pasado el sector estuvo completamente cerrado por el confinamiento-, según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los turistas extranjeros, que alimentan el sector, siguieron llegando con cuentagotas en abril. De las algo más de 4 millones de pernoctaciones, 2,7 millones fueron protagonizadas por residentes en España y cerca de 1,3 millones por visitantes extranjeros. Alemanes (22,3%) y franceses (13,4%) fueron los nacionales que más visitaron España. Sin embargo, Gran Bretaña, el principal emisor de turistas para España, sigue todavía lejos de sus cifras habituales perdido en su laberinto de restricciones, marchas y contramarchas sobre la posibilidad de viajar. En abril, los británicos apenas representaron el 4,1% de los extranjeros que llegaron a España.

El INE no ha ofrecido la comparativa anual de abril de 2021 sobre abril de 2020, debido a que los establecimientos hoteleros permanecieron cerrados en el cuarto mes del año pasado para la realización de cualquier actividad turística, por lo que no hubo ni entrada de viajeros ni pernoctaciones durante ese mes. De la misma manera, al no haber ningún tipo de ingreso vinculado a actividades turísticas, tanto la tarifa media diaria (ADR) como el ingreso por habitación disponible (RevPAR) fueron cero.

Otros datos

En el caso de los precios hoteleros, el INE sí que ha publicado la variación respecto a abril de 2020 al considerar que los precios se mantuvieron ese mes sin cambios. Así, el INE señala que la tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en el -20,5% en abril, 20,5 puntos por debajo de la registrada en el mismo mes de 2020 y 12,4 puntos inferior a la del mes anterior.

Durante el mes de abril, y debido también a las restricciones internas a la movilidad impuestas por el estado de alarma y la escasa afluencia de turistas extranjeros, estuvieron abiertos en España 9.195 establecimientos hoteleros, lo que representó un 50,9% del total del directorio de establecimientos en ese mes.

Por destinos, Canarias, Cataluña y Comunidad de Madrid fueron los destinos principales del total de viajeros en España en abril, concentrando el 15,2%, el 14,8% y el 13,9% respectivamente, del total de pernoctaciones. Los destinos principales de los viajeros residentes en España fueron Cataluña, Comunidad de Madrid y Andalucía, que concentran el 14,7%, 14,6% y 14,2%, respectivamente de las pernoctaciones. Por su parte, el principal destino elegido por los no residentes fue Canarias, con un 30,8% del total de pernoctaciones. Los siguientes destinos de los no residentes fueron Cataluña y Baleares.

Baleares presentó en abril el mayor grado de ocupación por plazas (31,2%), seguida de Canarias con el 26,2%. Por zonas turísticas, la Isla de Mallorca alcanzó el mayor grado de ocupación por plazas (33,2%) y la mayor ocupación en fin de semana (40,9%). En la Isla de Tenerife se realizaron el mayor número de pernoctaciones, con 238.047. Los puntos turísticos con más pernoctaciones fueron Madrid, Barcelona y San Bartolomé de Tirajana. Lleida presentó el mayor grado de ocupación por plazas (37,7%) y San Pedro del Pinatar alcanzó el mayor grado de ocupación en fin de semana (69,6%).

La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) fue de 70,1 euros, mientras que el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 19,1 euros. Por categorías, la facturación media fue de 182,4 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 74,2 euros para los de cuatro y de 54,9 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías fueron de 52,7, 22,3 y 15,5 euros, respectivamente.

El punto turístico con mayor ADR fue Naut Aran, con una facturación media diaria por habitación ocupada de 308,1 euros. Por su parte, el punto turístico con mayor RevPAR fue Marbella, con unos ingresos por habitación disponible de 85,3 euros.