Los hoteleros advierten: «El verano ha sido un espejismo de recuperación, sin extranjeros las cuentas no salen»

Este año no han venido más que 12 millones de visitantes internacionales, por lo que muchísimas camas hoteleras se han quedado vacías

GRAFCAN2233. TELDE (GRAN CANARIA), 16/08/2021.- Cientos de turistas hacen cola este lunes en el aeropuerto de Gran Canaria para tomar los vuelos de regreso a sus países, después de pasar sus vacaciones en las localidades turísticas de la isla de Gran Canaria. EFE/ Elvira Urquijo A.
GRAFCAN2233. TELDE (GRAN CANARIA), 16/08/2021.- Cientos de turistas hacen cola este lunes en el aeropuerto de Gran Canaria para tomar los vuelos de regreso a sus países, después de pasar sus vacaciones en las localidades turísticas de la isla de Gran Canaria. EFE/ Elvira Urquijo A. FOTO: Elvira Urquijo A. EFE

Después de un 2020 nefasto para la industria turística nacional, las esperanzas del sector estaban puestas en el verano de 2021, una temporada que, tal y como han calificado los hoteleros, «ha sido un espejismo de recuperación». Así de tajante se ha mostrado esta mañana Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), durante el encuentro en el que se ha presentado el XVIII Congreso de Hoteleros Españoles, que se celebrará del 17 al 19 de noviembre en Oviedo.

«Las cifras estivales del sector son “agua pasada’' que aliviaron momentáneamente algunas zonas de España y que representan tan sólo un espejismo de recuperación. Ahora comienza una etapa complicada para el turismo en la que toda ayuda y toda unión son más necesarias que nunca», reconoció Marichal. Y es que, según los datos registrados hasta la fecha por la Confederación, el verano ha sido bastante irregular en España, con un éxito que va por barrios, según la dependencia del viajero más internacional, atendiendo tanto a las distintas zonas turísticas como al tipo de usuario o turista.

Un verano irregular

Así, en zonas como el interior peninsular, la cornisa cantábrica, Galicia o algunos puntos de Andalucía, a las que tradicionalmente suelen desplazarse los turistas nacionales, se ha registrado un turismo igual o superior al de 2019. Sin embargo, Cehat ha subrayado que se trata de viajes muy concentrados en el tiempo (del 15 de julio al 15 de septiembre), que acortan la temporada. En otras zonas los hoteleros han detectado una actividad media con predominio de las escapadas cortas y visitas de turistas nacionales y extranjeros, como es el caso de las playas.

Por último, en aquellos puntos con una importante planta hotelera que depende en gran medida del turismo internacional, como es el caso de Baleares, Costa Brava, Comunidad Valenciana, parte de la Costa del Sol o Canarias, Cehat ha confirmado que el verano ha sido muy tibio debido a la caída de turistas internacionales. «En España tenemos capacidad para ocupar anualmente a 80 o 90 millones de turistas extranjeros. Este año no han venido más que 12 millones de visitantes internacionales, por lo que muchísimas camas hoteleras se han quedado vacías, sobre todo en algunas regiones, obligando a muchos hoteles a permanecer cerrados», ha insistido Ramón Estalella, secretario general de Cehat.

Así, la Confederación ha presentado los datos de un verano anómalo, poniendo de relieve que no se ha alcanzado ni el 40% de las pernoctaciones extranjeras registradas en 2019 y que no se espera alcanzar ni el 50% de la facturación ni de la contribución al PIB que se registró en 2019. Tal y como ha subrayado la patronal, son datos que afectarán de forma importante al sector. «Hay muchos empresarios pensando ya en cerrar sus establecimientos. El segmento turístico vacacional que intentaba alargar la temporada hasta noviembre o diciembre no podrá hacerlo este año por falta de demanda. Y a esto se une que el IMSERSO no arrancará en octubre y que las restricciones a los viajes y las trabas a la movilidad impiden aún que podamos recibir turistas internacionales», ha insistido Estalella.

Un otoño-invierno complicado

Así, tras un verano bueno, pero con muchas lagunas, Cehat alerta de la llegada de un otoño-invierno muy complicado y ha reflexionado durante la rueda de prensa sobre el futuro del sector, insistiendo en la necesidad de contar con herramientas de supervivencia como la prolongación de los ERTE hasta el 31 de enero en las mismas condiciones. Una demanda que la Confederación viene solicitando desde hace tiempo para evitar la destrucción de miles de puestos de trabajo y empresas. «Debemos proteger en igualdad de condiciones a todos los trabajadores que continúan en ERTE, poniendo especial foco en aquellos que no pueden trabajar debido a la pandemia. Exigimos, por tanto, que no se penalice a las empresas que se ven obligadas a continuar cerradas y a mantener a sus trabajadores en ERTE. Esta red de seguridad debe continuar vigente y ha de habilitarse en paralelo una herramienta de transición que facilite la salida de los trabajadores que aún se encuentran en esta situación», ha insistido Marichal.

Por su parte, Marichal ha hecho también una mención especial al futuro del turismo de reuniones y congresos, señalando que será un segmento que tenga muchas dificultades. «El sector MICE moviliza un tipo de turismo que debe programarse con bastante tiempo. Sin embargo, aún existen bastantes restricciones a la hostelería y al movimiento de personas que dificultan este tipo de turismo y los eventos que se están programando actualmente son, en su mayoría, virtuales o híbridos», ha recalcado Marichal. Así, el presidente de CEHAT ha destacado que el XVIII Congreso de Hoteleros Españoles se celebrará en formato exclusivamente presencial como una clara apuesta por el turismo de reuniones.