¿Las cuentas básicas son una opción interesante?

Estas son accesibles para cualquier residente de la Unión Europea, y en España estas costarán un máximo de 3 euros mensuales

Las entidades bancarias que ofrezcan cuentas de pago, también estarán obligadas a ofertar este tipo de cuentas básicas
Las entidades bancarias que ofrezcan cuentas de pago, también estarán obligadas a ofertar este tipo de cuentas básicasEmilio NaranjoEFE

Las cuentas de pago básicas son un instrumento para gestionar pagos de manera sencilla y “responden a la necesidad de promover la inclusión financiera en la Unión Europea, facilitando el acceso de los consumidores a los servicios bancarios básicos”, aseguran desde el portal del Banco de España.

Este tipo de cuentas son accesibles para cualquier residente de la Unión Europea, y en España estas costarán un máximo de 3 euros al mes, a excepción de los clientes que estén en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión financiera, ya que serán gratuitas.

Las entidades bancarias que ofrezcan cuentas de pago, también estarán obligadas a ofertar este tipo de cuentas a los residentes legales en cualquier país de la Unión Europea, tengan o no domicilio fijo; las personas que hayan solicitado asilo; y a las personas que, aunque no tengan un permiso de residencia, no puedan ser expulsadas, ya sea por razones jurídicas o de hecho.

Estas cuentas de pago básicas no solo sirven para depositar dinero, sino que deben ofrecer como mínimo la posibilidad de domiciliar recibos, realizar transferencias, y disponer al menos de una tarjeta de débito para extraer dinero en cajeros y realizar pagos en comercios dentro de la Unión.

¿Qué significa encontrarse en riesgo de exclusión financiera?

A pesar de que la norma dice que las comisiones aplicables a este tipo de cuentas deben ser razonables, no todo el mundo puede permitirse su pago. Un cliente estará en una situación especial de vulnerabilidad cuando los ingresos económicos brutos anuales no superen los siguientes umbrales:

  • 2 veces el IPREM (12.908,06 euros anuales en 2019) para personas no integradas en ninguna unidad familiar.
  • 2,5 veces el IPREM (16.135,07 euros anuales en 2019) para personas integradas en una unidad familiar de menos de 4 miembros.
  • 3 veces el IPREM (19.362,09 euros anuales en 2019) para personas integradas en una unidad familiar de 4 miembros o más o que tenga la condición de familia numerosa, o cuando se trate de unidades familiares que tengan una persona con un grado de discapacidad igual o superior al 33% reconocido oficialmente. Asimismo, los miembros de la unidad familiar no pueden ser propietarios de inmuebles ni sociedades mercantiles, excluyendo la vivienda habitual.

¿Es interesante abrir una cuenta básica?

Tras esta norma de cuentas básicas, es mucho más fácil abrir una cuenta en otro país de la Unión Europea, ya que solo será necesario entregar un documento identificativo, que normalmente se trata del pasaporte.

No obstante, en España llevar a cabo esta operación no tiene tanto sentido, ya que en el país ya es posible a través de diferentes entidades bancarias, contratar cuentas corrientes que no tengan comisiones ni requisitos. Por lo tanto desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) no creen que “las cuentas básicas sean una opción interesante para la mayoría de los usuarios”.

Desde esta organización opinan que dicha normativa en la práctica beneficiará a una “mínima parte de los potenciales usuarios”, y además el limitado beneficio unido a la excesiva documentación disuadirá a muchas personas.