Actualidad

Acciona entra en el AVE privado a Barcelona

Comunica a Competencia su alianza con Ilsa para operar la línea a Montpellier

Foto: Acciona
Foto: Acciona

Comunica a Competencia su alianza con Ilsa para operar la línea a Montpellier

Acciona se monta en el AVE. El grupo ha comunicado a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) que ha llegado a un acuerdo con Ilsa (Air Nostrum) para operar de forma conjunta el corredor de alta velocidad que comunicará Madrid con la localidad francesa de Montpellier. Ilsa obtuvo el pasado mes de septiembre la autorización de Competencia para explotar el servicio, que efectuará paradas en la Ciudad Condal con lo que, en la práctica, se convertirá en el primer competidor privado real de Renfe en el AVE. La conexión, no obstante, contará con limitaciones ya que, en su plan de negocio, Ilsa se comprometió a limitar la venta de billetes nacionales en el caso de que superen el 70% establecido para que el tráfico se considere internacional, dado que la liberalización completa del transporte ferroviario nacional de pasajeros no se acometerá hasta diciembre de 2020. Hasta entonces, sólo están autorizadas líneas de alta velocidad internacionales.

Competencia dio luz verde al servicio de Ilsa tras constatar que la oferta global que plantea cumple los requisitos para ser considerado como tráfico internacional. La CNMC asegura haber constatado que al menos el 30% de los viajeros del AVE Madrid-Montpellier de Air Nostrum realizarán trayectos entre los dos países, y que al menos el 20% de su recorrido es fuera de España, tal como establecen las directivas europeas para considerar un tráfico como internacional.

Aunque Competencia ha dado su autorización al corredor, su puesta en servicio es otra historia. Ilsa no dispone de material rodante y su intención era alquilárselo a Renfe. Sin embargo, la operadora pública asegura que no dispone de las locomotoras S-100 con capacidad para 347 pasajeros que el grupo valenciano pretende arrendarle. Además, la operadora asegura que, aunque las tuviera, no están homologadas para circular por territorio francés. Para esclarecer este punto, Competencia está instruyendo un informe sobre la capacidad de Renfe para alquilar material a la competencia. En previsión de lo que pueda suceder, Ilsa estaría buscando alternativas para alquilar este material en países como Italia, donde la liberalización ferroviaria se acometió años atrás.

El problema con el material rodante es una de las alegaciones que Renfe presentó a Competencia contra la autorización a Ilsa. La operadora pública, haciendo uso de su derecho, ha denunciado en la Audiencia Nacional el proceso. Asegura que el proyecto de la firma valenciana no cumple, por muy poco, el requisito de que el 20% del trayecto discurra fuera de España. También desconfía de que Ilsa pueda cumplir con la obligación de que el 30% de los billetes que venda se destinen al trayecto internacional.