MENÚ
domingo 25 agosto 2019
15:33
Actualizado

Alerta sobre un posible fraude masivo en la aplicación del salario mínimo

CC OO denuncia que algunas empresas incluyen los pluses en el salario base para no elevar el SMI

  • Unai Sordo, secretario general de CC OO
    Unai Sordo, secretario general de CC OO /

    Efe

Tiempo de lectura 4 min.

05 de junio de 2019. 19:34h

Comentada
larazon.es 5/6/2019

Un informe elaborado por CC OO ha constatado que algunas empresas no están aplicando correctamente la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros, en vigor desde el 1 de enero, ya que incluyen pluses individuales como la antigüedad en el salario base para eludir este incremento. Asimismo, están recurriendo a reducciones de jornada legalmente pactada para devaluar la subida del SMI, al no alcanzar las 40 horas semanales, y a sumar pluses o complementos al salario base para justificar que ya se está cobrando por encima del mínimo legal.

El salario mínimo es la suma del salario base, las pagas extras y los complementos no causales, es decir, los complementos o pluses que percibe la totalidad de la plantilla sin estar supeditados a causa alguna. De este modo, la suma de estos tres conceptos tiene que alcanzar los 900 euros, mientras que los pluses recogidos en el artículo 26.3 del Estatuto de los Trabajadores, como la antigüedad, la nocturnidad o la turnicidad, no deben compensarse y se deben añadir aparte. Es decir, estos pluses no pueden sumarse al salario base para, en caso de que este último sea inferior a 900 euros, se llegue a esta cifra sin necesidad de proceder a su incremento.

Concretamente, estos pluses van desde los complementos personales por antigüedad, idiomas, títulos o discapacidad, pasando por los complementos por el trabajo realizado por nocturnidad, turnicidad, asistencia, disponibilidad o domingos y festivos, o por los complementos por los resultados de la empresa: primas de productividad, participación en ingresos, participación capital o bonus.

El secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha explicado en rueda de prensa que no tiene datos concretos de a cuántos empleados puede estar afectando la no aplicación de la subida del SMI, "pero calculamos que son cientos de miles". Sordo ha resaltado que en este momento únicamente se han beneficiado 1,213 millones de personas de la subida del SMI, el 7,4% de los asalariados de este país, de acuerdo con los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), y ha alertado de que el potencial de afectados por esta subida es mucho mayor.

Si un trabajador quiere determinar si está cobrando o no el salario mínimo vigente deben saber que no se pueden sumar al salario base ni los complementos personales (antigüedad, idiomas, etc), ni los complementos por el trabajo realizado (nocturnidad, turnos, asistencia, festivos, etc) ni los complementos por resultados de la empresa (primas de productividad, participación en ingresos, etc). Estos complementos solo podrían sumarse al salario base si en el convenio, pacto o contrato laboral tienen previsto un carácter compensable o absorbible, lo que no suele ser habitual, según ha explicado Vicente. También quedan al margen de la cuantía básica del SMI por su naturaleza extrasalarial la compensación de gastos de transporte, las dietas, las aportaciones a planes de pensiones o las indemnizaciones por traslado.

En los contratos a tiempo parcial, para la formación o en prácticas la retribución tampoco puede ser inferior al SMI en proporción al tiempo de trabajo efectivo. Lo mismo ocurre en los casos en los que las empresas estén en situación de inaplicación de las condiciones de trabajo previstas en convenio colectivo, en los que el salario no puede estar por debajo del mínimo legalmente garantizado.

El sindicato ha lanzado una campaña bajo el nombre '#QueNoTeLaJueguen' para garantizar que se cumpla la subida del salario mínimo.

Últimas noticias