Ana Botín prevé que la economía española crezca un 3% este año

El Santander incrementará un 4,5% el dividendo de 2018 y pagará íntegramente en efectivo el de 2019

Ana Botín durante la Junta de Accionistas del Santander
Ana Botín durante la Junta de Accionistas del Santander

El Banco Santander prevé que España crecerá en 2018 al 3% por cuarto año consecutivo y que el paro seguirá bajando.

El Banco Santander prevé que España crecerá en 2018 al 3% por cuarto año consecutivo y que el paro seguirá bajando.

Así lo explicó la presidenta de la entidad, Ana Botín, en la junta de accionistas de la entidad en Santander, donde destacó que “España es hoy referencia en Europa, en dinamismo empresarial, en crecimiento de exportaciones y mejora del consumo”, informa Servimedia.

“Ahora la prioridad debe ser que seamos también referencia en crecimiento inclusivo: que los españoles que más sacrificios han hecho estos años de crisis, también se beneficien de la recuperación”, añadió.

Asimismo, apuntó, que “con este fin”, el banco ha llevado a cabo una subida del 10% del salario en base a productividad a 3.400 personas de los rangos más bajos.

Por otro lado, destacó que “el momento también es positivo para la economía mundial ya que “probablemente, en 2018 el mundo crecerá a ritmos cercanos al 4%, algo inédito en los últimos seis años”.

En la misma línea, valoró que “lo que es más importante” es que “el ciclo está sincronizado, crecen tanto los países desarrollados como los emergentes”.

Por último, advirtió de que “la normalización de la política monetaria marcará la evolución de los mercados”. “Confío en la fortaleza de las instituciones para que la transición sea gradual y predecible”, concluyó.

Por otra parte, el consejo de administración de Banco Santander propondrá incrementar un 4,5% el dividendo con cargo a los resultados de 2018, hasta los 0,23 euros por acción, mientras que el correspondiente al ejercicio 2019 se abonará íntegramente en efectivo, según ha anunciado este viernes la presidenta, Ana Botín, a los accionistas de la entidad.

El dividendo correspondiente a 2018 se abonará en cuatro pagos, tres en efectivo de 0,065 euros por acción y otro de 0,035 euros correspondiente al programa de dividendo flexible de la entidad, que permite a los accionistas recibir el dividendo en acciones.

De cara a 2019, la intención del máximo órgano de gobierno de Santander es abonar el dividendo íntegramente en efectivo en dos pagos, uno a cuenta en noviembre y otro complementario en mayo del año siguiente.

Según la presidenta de Santander, esta nueva estructura de pagos "no supone una reducción de la remuneración total para el accionista respecto a la modalidad de pago anterior". Además, el nuevo esquema de pagos es más eficiente, al reducirse los costes operativos.

En relación a la adquisición de Banco Popular, Botín ha comentado que permitió la "vuelta a la normalidad operativa" de este banco tras una importante fuga de depósitos, "sin afectar a la estabilidad del sistema financiero y sin utilizar ayudas públicas".

"Seguimos trabajando en la integración, que avanza según lo esperado", ha agregado la presidenta del banco cántabro, que ha indicado que la operación ha resultado ser "muy buena"para todos los accionistas, para el conjunto del sistema bancario español y europeo y para la sociedad en general.

Botín, además, ha reiterado que el objetivo del banco tras la compra de Popular, que ha permitido a la entidad recuperar el liderazgo en España, es "no perder un solo cliente".

Respecto a la transformación digital, Botín ha exigido que el marco regulatorio garantice "las mismas reglas para todos", pues ha recordado que actualmente la regulación de los bancos tradicionales es "más exigente"que la de los nuevos actores digitales.

"Esto no puede ser así y debe cambiar", ha señalado Botín, que ha agregado que la sociedad necesita "bancos seguros, pero con capacidad para innovar y ser más competitivos".

Botín también ha anunciado a los accionistas del banco la creación de una nueva comisión del consejo de administración dedicada a banca responsable, sostenibilidad y cultura, cuya función será "supervisar"que la entidad gestiona el negocio de forma "responsable"y "medir"cómo contribuye Santander al progreso.

"Un banco es responsable cuando tiene un equipo sólido con valores y comportamientos adecuados", ha explicado Botín.

De cara a 2018, Botín pronostica un crecimiento global cercano al 4%, mientras que la expansión de la economía española será del 3% En este sentido, ha reclamado a las instituciones monetarias que la normalización monetaria sea "gradual y predecible".

Por su parte, el consejero delegado de Santander, quien ha repasado la evolución del banco en los distintos mercados donde opera, considera que las perspectivas de 2018 permitirán a la entidad seguir siendo "optimista".

No obstante, advirtió de que la entrada de nuevos competidores digitales en el negocio bancario, así como la normalización monetaria, suponen "focos de inestabilidad más importantes"a los que habrá que prestar "atención"durante el próximo ejercicio.

Álvarez también ha instado a prestar atención a la evolución del 'Brexit' y el calendario electoral en Latinoamérica. "El balance entre riesgos y oportunidades es más positivo que en años anteriores", ha concluido.

Ep