Banco Popular se hundió por la fuga masiva de depósitos

La venta al Santander evitó una «fuerte» inyección del Estado, según el Banco de España

Banco Santander adquirió Banco Popular por cero euros

La venta al Santander evitó una «fuerte» inyección del Estado, según el Banco de España.

Banco Popular cayó por la masiva fuga de depósitos que sufrió durante el segundo trimestre de 2017. Esa es la conclusión a la que han llegado los peritos designados por el Banco de España para investigar las causas de la resolución de la entidad. En concreto, Banco Popular sufrió tres episodios de fuga de depósitos entre abril y junio de ese año, siendo el que se origina el 31 de mayo de especial gravedad.

Los inspectores Santiago Jesús Ruiz-Clavijo y Pablo Hernández Romeo han analizado la documentación sobre Popular en el marco de la investigación sobre su proceso de venta. Sus conclusiones, que han sido remitidas por el Banco de España al Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, desvelan también que la entidad habría necesitado una fuerte «inyección de dinero público» si una entidad de «prestigio» no le daba el capital necesario. «Dado el impacto que para la economía en su conjunto tendría la liquidación del Banco Popular es por lo que las autoridades optaron por su resolución en lugar de su liquidación», detallan los peritos.

La misión de los expertos era investigar si el folleto y la documentación correspondientes a la ampliación de capital lanzada por la entidad en mayo de 2016 ofrecían la imagen fiel del banco y estaban libres de cualquier tipo de manipulación o deformación, y si las hipótesis para la estimación de posibles pérdidas por importe de 2.000 millones de euros que estaban incluidas en el folleto de la ampliación de capital eran razonables.

En este sentido, los inspectores han concluido que algunas de las hipótesis para llegar a las estimaciones contenidas en el folleto de la ampliación eran «demasiado optimistas», en especial la evolución prevista de créditos dudosos. Esto, unido a la «baja» cobertura planificada para los adjudicados, «invalidaba las estimaciones de cobertura, pérdidas y solvencia de este documento». Respecto a la fiabilidad de las cuentas de los ejercicios 2015 y 2016 publicadas por el Popular, el informe señala que los datos contenidos en «no respetaban aspectos de la normativa contable».