Báñez emplaza a negociar «mejoras» en la reforma laboral

La respuesta del Gobierno

La Razón
La RazónLa Razón

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, tendió de nuevo ayer la mano a los agentes sociales para mejorar en la mesa de negociación la reforma laboral. Báñez advirtió de que es en ese foro y no en las calles «donde hay que trabajar por los españoles», en referencia a las protestas celebradas esta semana en casi 60 ciudades españolas, que culminaron ayer en Madrid con una marcha convocada por UGT y CC OO.

El Ejecutivo ya aceptó negociar algunas partes de la reforma laboral en la reunión que mantuvieron el pasado 24 de noviembre en La Moncloa el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la propia Báñez con los agentes sociales representados por los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, respectivamente, y los presidentes de las patronales CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi. En particular, el Gobierno cree que se pueden modificar algunas brechas en la normativa que favorecen en exceso la temporalidad y la externalización con menor coste de determinados servicios, como el caso de las camareras de hotel denunciado por el fundador y presidente de AC Hoteles, Antonio Catalán.

La apuesta del departamento de Báñez es alcanzar un acuerdo con los agentes sociales para que ésta sea la legislatura de la creación de empleo de calidad tras los buenos resultados que, según Bruselas, ha ofrecido en el mercado laboral la reforma de 2012. «Esta legislatura la vamos a construir pacto a pacto, que es lo que estamos haciendo desde el Gobierno», por lo que cualquier propuesta pactada entre los agentes sociales será analizada por el Ejecutivo «en beneficio de todos los españoles».

En esta línea, Báñez criticó la reivindicación de las centrales de clase y de la oposición para derogar la reforma laboral, ya que, a su juicio, ha sido uno de los pilares para la salida de la crisis económica en el país y que «están imitando, otros países como Francia e Italia». «España es junto con Alemania el país de la UE que más empleo crea», manifestó Báñez en declaraciones a la cadena Cope. «Yo les preguntaría a los interlocutores sociales: ¿No hay nada que os guste de la reforma laboral? ¿Ni siquiera la capacidad para crear más de 2.200 empleos al día? Ahora bien, ¿tenemos cosas que mejorar después de cinco años de la norma en vigor? Pues seguramente sí, porque todo en esta vida se puede mejorar», explicó la ministra. La mayoría del Congreso aprobó el pasado martes una proposición no de ley para derogar la norma laboral de 2012 y aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.