Actualidad

Barceló propone a NH una fusión para crear un gigante coloso

La compañía mallorquina controlaría el 60% del primer grupo español, que con más de 618 hoteles se colaría entre los 16 mayores del mundo

La compañía mallorquina controlaría el 60% del primer grupo español, que con más de 618 hoteles se colaría entre los 16 mayores del mundo.

Publicidad

Era un secreto a voces. Se están cocinando fusiones entre los grandes grupos hoteleros. El sector español padece una hiper fragmentación histórica desde que el desarrollismo de los 60 dio origen al «boom» turístico en España. El origen familiar de todas las grandes cadenas ha complicado cualquier fusión. Las escasas compras realizadas acababan derivando en recursos para montar nuevos grupos «familares». Un círculo vicioso que impedía crear gigantes capaces de competir con las grandes cadenas estadounidenses y chinas en un «top ten» mundial en el que sólo aparecen dos grupos europeos, el británico Intercontinental y el francés Accord, y que relegaba al primer grupo hotelero español por ahora (Meliá) al puesto décimosexto del ranking global.

Este círculo vicioso se rompió ayer con la oferta de fusión realizada por la cadena mallorquina Barceló con el grupo madrileño NH con quien la complementariedad está asegurada al estar uno más fuertemente arraigado en el segmento vacacional (el 31% de los hoteles de Barceló) y el otro al urbano. Se trata de una muestra de interés «no solicitada, preliminar y no vinculante» para la fusión de los negocios, que pasarían a estar controlados en un 60% por la cadena mallorquina.

Barceló valora NH Hotel Group en 2.480 millones de euros, a razón de 7,08 euros por título, lo que supone una prima del 27% sobre la cotización media de los tres meses anteriores al 30 de octubre (5,56 euros). El grupo mallorquín contempla que la sede social del grupo resultante se mantenga en Madrid y un periodo de «hasta tres meses para llegar a un acuerdo entre ambas partes», en el caso de que el consejo de administración de NH considerara de forma positiva su manifestación de interés, para presentar posteriormente una transacción para la aprobación definitiva por ambas.

En una carta dirigida al consejo de administración de NH y remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Barceló aclaró que «no ha alcanzado ningún acuerdo con NH, sus asesores, accionistas significativos o consejeros», y que su objetivo es crear un «campeón nacional» hotelero que pueda competir directamente con los mayores grupos del mundo en los mercados más importantes. Asimismo, Barceló, que ha contratado los servicios de Banco Santander para el análisis de la operación, informó de que pretende una mayor diversificación geográfica y por segmentos del negocio y aprovechar la complementariedad de los modelos de negocio de ambos grupos.

Publicidad

El grupo chino HNA, primer accionista de NH Hotel Group (controla el 29,5% del capital) no cuenta con presencia en el consejo de administración de la cadena hotelera por un conflicto de intereses ante la compra de Carlson-Rezidor por parte de la firma china. En el accionariado le siguen el fondo Oceanwood (12%) y el Grupo Inversor Hesperia (9%).

El anuncio de fusión fue celebrado en los mercados con una subida de NH del 11,8% en el parqué madrileño, la mayor subida de la jornada bursátil. En lo que va de año, la cadena con sede en Madrid acumula una ganancia del 46,73% ante la posibilidad de que se diera una operación como la desatada por Barceló. Al calor de ésta, las acciones de Meliá, por ahora mayor grupo español, también se anotaron una ganancia del 4,58% ante la posibilidad de que este movimiento desate las hostilidades en un sector tan atomizado como el hotelero.

Publicidad

De confirmarse la operación, el grupo resultante se colocaría como primer grupo español. La fusión Barceló-NH supondría crear un gigante con más de 95.204 habitaciones y 618 hoteles (NH disponía a cierre de 2016 de 44.718 habitaciones repartidas en sus 389 hoteles en 31 países mientras Barceló disponía de 50.486 habitaciones en sus 229 hoteles en 21 países). Con estas cifras, el nuevo gigante daría un salto en el concierto internacional al arrebatar la décimosexta posición del ranking global a Meliá, que estaría obligado a mover ficha.

La plantilla resultante superaría los 40.000 trabajadores en todo el mundo (los 25.231 empleados de media en 2016 de Barceló más los 15.105 trabajadores que empleó de media NH el pasado año).

El valor del grupo fusionado, de concretarse la operación, se iría por encima de los 6.000 millones de euros. La suma total del activo de NH superó los 2.627 millones de euros el pasado ejercicio. Por su parte, Barceló cerró 2016 con una cifra de negocios de 2.855 millones de euros.