BBVA gana 1.832 millones hasta junio

La entidad logró generar «el beneficio trimestral más alto del último año"» 1.123 millones de euros, un 58,4 % superior al del trimestre anterior

La entidad logró generar «el beneficio trimestral más alto del último año"» 1.123 millones de euros, un 58,4 % superior al del trimestre anterior.

Entre abril y junio, el Grupo BBVA generó el beneficio trimestral más alto del último año,1.123 millones de euros, un 58,4% superior al del trimestre anterior. En el conjunto del semestre, ganó 1.832 millones, un 33,6% menos que en el mismo período de 2015, debido al impacto de los tipos de cambio y a la ausencia de operaciones corporativas. Sin estos dos efectos, el resultado creció un 5,8% interanual.

“El ritmo de crecimiento del beneficio se ha acelerado en el segundo trimestre y estamos avanzando de forma decidida hacia nuestro objetivo de alcanzar un ratio de capital del 11% en 2017. En definitiva, éstos son unos sólidos resultados”, señaló Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA.

En adelante, todas las variaciones comentadas están impactadas por el cambio de perímetro debido a la incorporación, en abril de 2015, de Catalunya Banc, y por los efectos de la compra del 14,89% adicional en Garanti, entidad que desde el tercer trimestre de 2015 se incorpora en los estados financieros por el método de la integración global.

El resultado del primer semestre ha vuelto a demostrar la capacidad de BBVA para generar ingresos elevados en entornos de tipos de interés históricamente bajos en mercados desarrollados. En los seis primeros meses del año, destacaron el crecimiento de los ingresos recurrentes (margen de intereses y comisiones), las menores provisiones y el esfuerzo realizado en el control de los costes, a pesar de que siguen afectados por la integración de Catalunya Banc.

Entre enero y junio de 2016, el margen de intereses registró un importe de 8.365 millones de euros, un 11,2% superior al del mismo período del año anterior (+26,1% a tipos de cambio constantes). Este crecimiento se ha visto apoyado por el mantenimiento del dinamismo de la actividad en mercados emergentes. Por su parte, las comisiones crecieron un 6,0% interanual (+16,2% sin considerar el impacto de las divisas) en el mismo periodo.

El margen bruto ascendió a 12.233 millones de euros, lo que supuso un aumento interanual del 5,9% (+18,2% a tipos de cambio constantes). Los ingresos recurrentes (margen de intereses más comisiones) fueron los principales catalizadores de su crecimiento.

En el segundo trimestre, el margen bruto alcanzó un máximo histórico, con 6.445 millones de euros que supone un crecimiento del 8,8% respecto al del mismo periodo de 2015 (+21,2% atipos de cambio constantes). Los resultados de operaciones financieras crecieron un 26,0%(+36,7% sin considerar el impacto de las divisas) al compararlos con el segundo trimestre del año anterior. En esta línea se han registrado las plusvalías brutas generadas con la operación de Visa Europe (225 millones de euros). Adicionalmente, en otros ingresos netos se han incluido este trimestre los dividendos de Telefónica y CNCB, así como la aportación al Fondo Único de Resolución (-122 millones de euros). Este último cargo ha pasado a registrarse en el segundo trimestre, cuando el año pasado se contabilizó en el cuarto trimestre.

Por su parte, los gastos aumentaron entre enero y junio en un 10,8% interanual (+21,1% a tipos de cambio constantes). Una vez más, los costes de integración de Catalunya Banc -que afectan al conjunto del semestre de 2016, a diferencia del mismo periodo del año anterior-, la elevada inflación en determinadas geografías y el efecto negativo que la depreciación de los tipos de cambio ha tenido sobre aquellas partidas de costes denominadas en dólares y euros, explican el avance. Sin embargo, en el segundo trimestre, el esfuerzo realizado en contención de los costes se hizo patente. Así, el ratio de eficiencia a cierre de junio se situó en un 51,8%, prácticamente en los mismos niveles de diciembre, muy competitivos con relación a la media de su grupo de comparables europeos (70,8%, a cierre de marzo pasado). En este contexto y teniendo en cuenta el cambio de perímetro en Turquía, el margen neto acumulado ascendió a5.901 millones de euros (+1,1% interanual o +15,2% a tipos de cambio constantes).

Por otro lado, los indicadores de riesgo continuaron evolucionando de forma positiva. El ratio de mora mantuvo su tendencia a la baja por cuarto trimestre consecutivo y recuperó los niveles de diciembre de 2012, al cerrar en junio en un 5,1%, frente al 5,3% de marzo. El ratio de cobertura se mantuvo estable en el trimestre en el 74%.

En términos de solvencia, BBVA continúa en el buen camino para conseguir su objetivo de ratio CET1 fully-loaded del 11% en 2017. En el segundo trimestre de 2016 generó 17 puntos básicos de capital, lo que permitió que, a cierre de junio, el ratio alcanzara niveles del 10,71%. Por su parte, el ratio CET1 phased-in cerró en un 12,03%, muy por encima del 9,75% requerido por el regulador. El ratio de apalancamiento fully-loaded a cierre del semestre alcanzó el 6,4%, lo que permite a BBVA ocupar la segunda posición al ponerlo en relación con sus competidores europeos.

Por lo que respecta a la actividad del banco, a cierre de junio, el crédito bruto a la clientela se incrementó en un 10,2% al compararlo con un año antes, hasta alcanzar los 433.268 millones de euros. Los depósitos de la clientela aumentaron un 11,7% versus junio de 2015, hasta alcanzar los 406.284 millones de euros.