Bravo Capital cierra un bono a dos años por importe de 120 millones de euros

La operación, garantiza el cumplimiento del plan de negocio de la sociedad y la consolida como líder en el mercado de financiación alternativa empresarial en nuestro país

La operación, garantiza el cumplimiento del plan de negocio de la sociedad y la consolida como líder en el mercado de financiación alternativa empresarial en nuestro país

Bravo Capital, empresa española dedicada a la financiación alternativa para apoyar el crecimiento de empresas e instituciones, acaba de cerrar un bono a dos años por importe de 120 millones de euros. Esta operación consolida el liderazgo de Bravo Capital en el mercado de financiación alternativa (no bancaria) para empresas en España, tras duplicar su volumen de operaciones en 2015, por un importe cercano a 600 millones de euros.

El banco de inversión japonés Nomura International PLC ha actuado como asesor e inversor líder en esta operación, que ha distribuido entre inversores españoles e internacionales.

José Luis Villafranca, director general de Bravo Capital destaca la importancia de la transacción. «Esta operación nos consolida como el líder en el mercado de financiación alternativa para empresas de nuestro país», asegura.

Bravo Capital es una empresa mercantil especializada en la financiación de empresas e instituciones como alternativa complementaria a otras fuentes de financiación. Fundada en noviembre de 2013 por los fondos estadounidenses Avenue Capital y JZ Capital, aterrizó en España como una alternativa sólida y seria a la banca. En estos más de dos años y medio, la sociedad se ha convertido en uno de los líderes del mercado de la financiación, acompañando y asesorando a las empresas de nuestro país con vocación de crecimiento. En un momento en que la economía ha mejorado considerablemente, las empresas españolas tienen una verdadera oportunidad por delante. De hecho, las compañías de la mayoría de comunidades autónomas españolas han mejorado en los últimos años su calificación crediticia, llegando muchas de ellas a superar el aprobado, pasando así de un grado de especulación a un grado de inversión, tal y como ha señalado Bravo Capital en distintos informes sobre la evolución de las empresa nacionales. Sin embargo, no son pocas las amenzas que ser ciernen sobre sobre la economía de la eurozona en general, y de España en particular, sobre todo teniendo en cuenta el periodo de incertidumbre que se abre tras el Brexit de Reino Unido. En este sentido,Bravo Capital advierten de que el sistema bancario será incapaz de cubrir el 100% de las necesidades de financiación de las empresas, por lo que recomiemda que las compañías asuman como una verdadera obligación la diversificación de sus fuentes de financiación. De lo contrario, volverán a tener los problemas de liquidez que han sufrido en el pasado. Y es que el sector financiero se enfrenta a un escenario complicado, con unos costes de transformación muy elevados, problemas de capital, y una cada vez más estricta regulación de Banco de España y de Banco Central Europeo, IFRS9, que modificará los criterios de provisiones a partir de septiembre, así como las derivadas de la competencia de las «fintech».

Alternativas

Así, la alternativa más complementaria a la actividad bancaria y la que mejor cubre las necesidades de financiación de las empresas es Bravo Capital. Aunque existen otros formas de financiación alternativa, como es el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), o algunos fondos de deuda, lo ciertos es que la compleja documentación exigida, como la necesidad de contratar a un asesor registrado, y la a veces entrada en la toma de decisiones de la compañía pueden no ser la mejor opción para una compañía con necesidades de «circulante».

En este sentido, Bravo Capital pone a disposición de las empresas su balance y su «expertise». Se sienta a hablar con ellas, ve las necesidades que tienen, y analiza la mejor forma de cubrirlas. Así, cuenta con un amplia gama de productos con las que responder a las demandas de financiación de las empresas, sin importes mínimos y con plazos muy cortos para autorizar las operaciones. Bravo Capital ofrece financiación a través de «factoring», «confirming», préstamos amortizables, descuento comercial, programas de pagarés privados, bonos, cesiones de crédito, financiación de stock, anticipos y financiación de contratos.

Actualmente, cuenta con nueve oficinas, que cubren prácticamente todo el territorio nacional, aunque su plan es estar presentes allí donde haya una compañía que necesita financiación.