Actualidad

CSIF se impone a los sindicatos mayoritarios en las elecciones de funcionarios

El sindicato de los trabajadores públicos mantiene su hegemonía entre funcionarios y UGT se impone entre los empleados laborales

El sindicato de los trabajadores públicos mantiene su hegemonía entre funcionarios y UGT se impone entre los empleados laborales

Publicidad

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) ha vuelto a ser el sindicato más votado por los funcionarios en las elecciones en la Administración General del Estado, mientras que UGT ha sido la fuerza mayoritaria entre el personal laboral. Estaban convocados 146.754 electores para la votación de delegados de personal, juntas de personal y comités de empresa y el proceso ha tenido una participación del 50,71%. Los datos provisionales reflejan que CSIF ha logrado una representación del 30,15 %; UGT, del 22,68 %, y CC OO, del 21,21 % en las elecciones del personal funcionario. UGT ha obtenido el mayor porcentaje de voto (30,09 %), seguido de CC OO (28,11 %) y CSIF (22,85 %) en las elecciones a personal laboral.

En este cómputo no se incluyen los resultados obtenidos en la Agencia Estatal de Administración Tributaria, que celebraron las elecciones en fecha distinta, ni varias delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, que por diversos motivos, celebran sus elecciones con posterioridad. En concreto, los empleados de varias delegaciones y subdelegaciones de Gobierno (Junta de Personal de Álava, Junta de Personal y Comité de Empresa de Burgos, Junta de Personal y Comité de Empresa en Granada, Comité de Empresa en Melilla, Junta de Personal en Toledo y Junta de Personal en Valencia) tendrá su cita electoral más adelante.

Están sentados a la Mesa General de negociación de la Administración General del Estado (AGE) cinco representantes de CSIF, cuatro de CC OO, otros cuatro de UGT, uno de CIG y uno de ELA, si bien hay una mesa específica para funcionarios y otra para personal laboral.

Publicidad

Los sindicatos mayoritarios esperan que la diferencia con el CSIF se suavice cuando el peso real de cada sindicato en la mesa de negociación con el Gobierno se conozca tras contabilizar los resultados de las elecciones que aún quedan pendientes.