El Eurogrupo prepara medidas a «corto, medio y largo plazo» para aliviar la deuda griega

Dijsselbloem aspira a lograr un acuerdo para el próximo 24 de mayo

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem y el ministro de Finanzas de Grecia, Euclid Tsakalotos
El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem y el ministro de Finanzas de Grecia, Euclid Tsakalotos

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona decidieron hoy que sus "número dos"discutan las medidas de alivio de la deuda helena a corto, medio y largo plazo, para tomar decisiones en el Eurogrupo el martes 24.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona decidieron hoy que sus "número dos"discutan las medidas de alivio de la deuda helena a corto, medio y largo plazo, para tomar decisiones en el Eurogrupo el martes 24.

"El Grupo de Trabajo del Euro recibe el mandato de trabajar más en los aspectos técnicos de estos tres enfoques: la deuda a corto, medio y largo plazo", dijo el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en la rueda de prensa tras la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, en la que adelantó que los Diecinueve quieren lograr un acuerdo en su reunión del martes 24.

"En los próximos días"Grecia y sus acreedores intentarán además cerrar un acuerdo a nivel técnico sobre la primera revisión del tercer rescate al país, incluyendo el mecanismo de contingencia para el caso de que Atenas no consiga el superávit primario establecido, y en el que el Eurogrupo trabajó hoy para definir este instrumento.

En cuanto a la deuda, Dijsselbloem señaló que se establecerá un punto de referencia para evaluar la sostenibilidad de la deuda griega en virtud del cual las necesidades brutas de financiación de Grecia deben permanecer en una "senda sostenible".

El presidente del Eurogrupo recalcó que hay solo dos líneas rojas: No puede haber una quita nominal, ni tampoco cambios sustanciales al programa de rescate.

A partir de ahí, la eurozona considerará como medidas de alivio a corto plazo posibilidades para optimizar la gestión de la deuda, es decir reducir los costes para Grecia.

Para el medio plazo explorará acciones específicas -como periodos de gracia y de pago más largos- que pueden ser utilizadas si fuera necesario al término del rescate, es decir no antes de 2018, explicó Dijsselbloem.

También se considerará el uso de los beneficios del programa de compra de deuda del BCE y del los bancos centrales nacionales con el denominado Acuerdo sobre Activos Financieros Netos (ANFA, por sus siglas en inglés) desde 2015.

Para el alivio de la deuda a largo plazo, el Eurogrupo está dispuesto a evaluar, si fuera necesario y si Grecia cumple los objetivos de superávit primario, "medidas adicionales de alivio de la deuda al final del programa".

Dijsselbloem explicó además que, mientras que en la declaración del Eurogrupo de 2012 sobre un eventual alivio de la deuda se habló del ratio deuda-PIB, es decir reducirla al 120 % del PIB, ahora este concepto se ha cambiado para tener en cuenta el servicio anual.

En lo que se refiere al mecanismo de contingencia, la eurozona acordó que éste debe estar "legislado de antemano"y entrar en funcionamiento si Grecia no logra cumplir los objetivos anuales de superávit primario, un 3,5 % del PIB para 2018.

El mecanismo incluirá recortes de gastos, entre ellos los no puntuales, y Atenas podrá sustituir estas medidas más adelante por acciones estructurales y "medidas de ingresos".

Dijsselbloem señaló que el acuerdo y la implementación de las medidas de reformas y ajuste (como las reformas de pensiones, la subida de impuestos, el tratamiento de los créditos morosos, la creación del fondo de privatizaciones y de una agencia independiente de recaudación de impuestos), unas garantías de financiación adecuadas por parte de la eurozona y un pacto sobre la deuda, "permitirán al FMI participar en el programa".

"El FMI piensa que se trata de un buen enfoque, el de diferenciar medidas de alivio de deuda a corto, medio y largo plazo", añadió el presidente del Eurogrupo.

Efe