Publicidad
Publicidad
Actualidad

Dijsselbloem: «Grecia debe pagar a los acreedores; si no, sería un problema serio»

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, afirmó hoy que Grecia tiene que cumplir sus obligaciones financieras con todos sus acreedores porque de otra manera “tendríamos una situación seria”. “No quiero especular sobre qué pasa en caso de (un impago). Grecia tiene que cumplir con todos sus acreedores internacionales, porque de otra manera tendríamos una situación seria”, subrayó Dijsselbloem a su llegada a la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona. “Pero estoy seguro de que ellos (los griegos), lo comprenden”, agregó, al tiempo que señaló no sentirse muy esperanzado sobre los eventuales progresos de la reunión de hoy, en la que el Eurogrupo va a “ver si podemos acercarnos a un acuerdo”, que -dijo- requiere de “más pasos del lado griego”.

Publicidad

El también ministro de Finanzas holandés señaló que se necesita “un acuerdo sólido, que perdure en los próximos años y éste necesita ser creíble para Grecia y para la eurozona”, al tiempo que admitió “no estar seguro de si vamos a hacer algún progreso” en la reunión, aunque sí lo espera.

Preguntado si espera que el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, presente una nueva propuesta a sus socios, Dijsselbloem señaló que los anuncios del Gobierno griego “no han sido muy positivos”, de manera que “no tengo mucha esperanza”.

“Pero la opción está ahí y ciertamente lo saludaría. Nos estamos quedando sin tiempo”, recalcó ante el vencimiento el próximo día 30 de la prórroga del segundo rescate al país.

Ante la posibilidad de un pago y las declaraciones de la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde de que no habrá “periodo de gracia” si no paga a finales de mes los 1.600 millones de euros que le debe, Dijsselbloem dijo que “el programa finaliza” en menos de dos semanas.

Publicidad

“Entonces todos los fondos que todavía están reservados para apoyar a Grecia volverán al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y ya no estarán disponibles”, señaló.

Igualmente sostuvo que las instituciones acreedoras, la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI, “ya se han movido” para acercarse a la posición griega, de manera que “ha habido compromisos”.

Publicidad

“Ahora el próximo paso para hacer el acuerdo creíble y financieramente sostenible tendrá que venir del lado griego”, subrayó, a la vez que consideró que “ha habido demasiado poco progreso” y hay “aún algunas importantes diferencias” entre la propuesta griega y la de las instituciones.

Preguntado si un eventual pacto solo es posible a nivel de jefes de Estado y de Gobierno para definir los “contornos” de un acuerdo, Dijsselbloem señaló que esos aspectos ya se fijaron el pasado 20 de febrero y que Grecia ha podido proponer medidas alternativas siempre que tengan un impacto fiscal equivalente y sean económica y financieramente sostenibles.

En este marco subrayó que “hay todavía flexibilidad”, pero insistió en que no habrá un acuerdo “si no es creíble”. Efecom