Actualidad

EE UU, un mercado prioritario

La Razón
La RazónLa Razón

Mañana iniciamos una visita a Estados Unidos para promocionar España, abrir nuevos mercados y aumentar nuestras posibilidades de inversión. Además, el viaje debe abordar la mejora del acceso de las empresas a las licitaciones públicas, avanzar en la cooperación regulatoria y en la eliminación de las barreras no arancelarias tanto al comercio de bienes como de servicios así como las que afectan a los productos agroalimentarios.

Con estos ambiciosos objetivos, y no fáciles, iniciamos el viaje con buenas noticias. La industria juguetera ha superado las últimas trabas administrativas para exportar a los EE UU, abriendo el mayor mercado de consumo de juguetes del mundo a nuestras empresas. Por otra parte, un nuevo producto español del sector agroalimentario, el aguacate, ha recibido la autorización para su comercialización en ese país.

Sólo el 4% de nuestras exportaciones

Estados Unidos, por su dimensión, diversificación y su seguridad jurídica, es el gran mercado para la inversión extranjera. Actualmente, es el tercer destino de la inversión española con el 11% del total, sólo por detrás de Reino Unido y Brasil, pero también es prioritario para nuestras exportaciones. Con una Europa que aún funciona a medio gas, –las exportaciones han caído algo más del 3% por la contracción de Francia, Italia y Alemania- necesitamos afianzar nuestra posición en EE UU.

Las exportaciones son, hoy por hoy, el claro motor económico de la economía española. No en vano somos el único país de la Eurozona en el que crecen las ventas al exterior, y EE UU sólo representa el 4% de nuestras exportaciones. Por tanto, las posibilidades son muchas y variadas. Sectores como el agroalimentario, energías renovables, infraestructuras, ingeniería de transporte (autopistas y ferrocarril), y servicios financieros son ejemplos del mayor crecimiento de la presencia española en los últimos años, sin olvidar las oportunidades que se abren en la industria medioambiental, tecnologías de la información, automoción y la biotecnología, o en la potente industria turística, que ha crecido de forma exponencial en la última década.

Aumentar la presencia de nuestros productos, potenciar nuestra inversión en EE UU y atraer inversión norteamericana en España, requiere de un diseño estratégico. Por eso, los empresarios apoyamos las medidas que el Gobierno está acometiendo para mejorar nuestra credibilidad internacional como para fomentar la internacionalización en EE UU, uno de nuestros mercados prioritarios. En este sentido, apostamos por la renegociación del Convenio con Estados Unidos para evitar la Doble Imposición Internacional, una traba al fluido despliegue del potencial de las empresas españolas.