Telefónica estima en 1.600 millones el coste de su plan de bajas para 4.200 trabajadores

La compañía estima que su puesta en marcha le generará unas ahorros promedio anuales de 220 millones de euros

Sede central de Telefónica en Madrid
Sede central de Telefónica en Madrid

La compañía estima que su puesta en marcha le generará unas ahorros promedio anuales de 220 millones de euros.

Telefónica ha dado el visto bueno a un nuevo plan de bajas voluntarias para su plantilla en España. El consejo de administración de la compañía ha aprobado proponer a los sindicatos implementar un plan de suspensión individual (SPI) del empleo para un periodo de un año, según ha informado en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El plan está ideado para mayores de 53 años, tendrá carácter voluntario y sus condiciones concretas se supeditan al desarrollo de la negociación del nuevo convenio colectivo de la compañía en el que se encuadra la iniciativa, según ha explicado Telefónica. Fuentes sindicales consultadas por Efe han confiado en que las condiciones sean similares a las del plan de 2016, cuando se ofreció una retribución del 68% del salario bruto, al que se sumaron las aportaciones al Plan de pensiones en los porcentajes que cada empleado tuviera reconocidos y en función de las retribuciones fijas establecidas en el momento de la baja.

Aunque la operadora no ha ofrecido cifras de a cuantos trabajadores podría afectar la medida, las mismas fuentes sindicales aseguran que se podrán acoger al mismo unos 4.200 empleados, el 21,3% de la plantilla de Telefónica España.

La compañía estima que este programa tendrá un gasto estimado de 1.600 millones de euros, aunque los ahorros anuales promedio de gastos directos se situarán en el entorno de 220 millones de euros a partir de 2021. "En cualquier caso, el impacto en generación de caja sería positivo desde el primer año si bien dependerá de las condiciones finales negociadas y el grado de adhesión del plan", apunta.

Dentro de lo que ha denominado "una negociación para evolucionar su plantilla y adaptarla a los desafíos de los próximos años", Telefónica propondrá a los sindicatos una simplificación de su actual marco laboral que incluye un amplio programa de "reskilling"y "upskilling"para dotar a sus trabajadores de nuevas habilidades. Para ello, la compañía ofrecerá a los sindicatos "acometer el mayor programa de formación desarrollado en España". Su objetivo es que más de 6.000 de sus empleados participen en programas de "reskilling", con el foco puesto en el desarrollo de perfiles críticos en áreas como seguridad, robotización, analytics, desarrollo web, consultoría de negocio, capacidades en TI o metodología de Agile.