El consumo de los hogares se dispone a salir del bache

Tras varios años de caídas, las patronales del comercio y la distribución detectan una suave recuperación de las ventas

España ha comenzado ya a sacar, aunque sea tímidamente, la cabeza del agujero de la crisis. El Banco de España adelantó el miércoles en su Boletín Económico que el PIB había vuelto a la senda del crecimiento entre julio y septiembre, con un mínimo repunte del consumo de los hogares.

De momento, este indicador continúa siendo el eslabón más débil de la incipiente recuperación y aún tardará mucho tiempo en recuperar los niveles previos a la recesión. Algunos indicadores comienzan a hacer perceptible una mejora del consumo interno, y la inmensa mayoría de patronales y grandes distribuidores del sector coinciden en una idea: lo peor ha pasado y ya se observan signos de un cambio de tendencia.

Aunque en algunos sectores se nota más que en otros, la vuelta de las vacaciones de verano no ha podido ser mejor para, por ejemplo, el sector del automóvil. Según datos de la patronal de concesionarios Faconauto, las matriculaciones de turismos para particulares han experimentado una subida del 69,4% durante el mes de septiembre, aupadas, eso sí, por el plan PIVE.

La gran distribución

Otro sector que muestra datos esperanzadores es el gran consumo. Según datos de la consultora Kantar Worldpanel, este negocio cerró el primer semestre del año con un crecimiento en valor del 2,3% y un incremento de la demanda del 1,5%, impulsado por la alimentación. «En los últimos trimestres ha habido una lenta mejora, un cambio de tendencia, que es lo importante», apuntan desde Anged –la patronal de las grandes empresas de distribución–, que engloba a empresas como Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Fnac, Eroski, Ikea o Media Markt. «Se va a consolidar el tercer trimestre consecutivo en positivo. La confianza del consumidor se ha recuperado mucho y el empleo se ha estabilizado y eso apunta a que los datos mejorarán», afirman desde la asociación presidida por Alfonso Merry del Val.

Para ACES –la patronal de los supermercados de Eroski, Caprabo, Lidl, Carrefour o SuperCor, entre otros–, «el consumo se recupera lentamente,pero, por lo menos, no cae» en los últimos meses. «Somos moderadamente optimistas de cara a 2014», afirma Aurelio del Pino, secretario general de la asociación.

En opinión de Emilio Gallego, secretario general de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), «la caída libre que arrastraba el sector ha tocado fondo este verano, ayudada por la reconversión» de este negocio. «Tras cinco años de caída, se observa un cambio de tendencia. Aunque el rebote no va a ser para tirar cohetes, parece que por fin se vislumbra el inicio de una lenta, tranquila y sosegada recuperación», asegura.

Moderación en el textil

En el sector textil también se muestran optimistas de cara al futuro inmediato. «Las rebajas fueron buenas y en septiembre la actividad ha subido un 0,8%. No es una gran subida pero al menos no es una bajada», dice Borja Oria, presidente de Acotex, patronal del comercio textil, que agrupa a más de 800 empresas y 9.000 puntos de venta. «Hay una perspectiva positiva de cara al último trimestre y a 2014. Según Enric Casi, director general de Mango, se ha percibido una ligera mejora del consumo en España. «Ha mejorado algo, pero poquito. Las ventas han crecido un 3% hasta septiembre y se prevé una subida de entre el 5% y el 6% para el segundo semestre. Y 2014 creemos que irá en la misma línea.

Por todo esto, Manuel García-Izquierdo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), cree que «los datos macroeconómicos son alentadores», a lo que se suma la «buena noticia de que los funcionarios vayan a cobrar este año la paga extra». Esto hace pensar que «en el último trimestre del año pueda comenzar una cierta reactivación» del consumo, que podría «remontar en 2014». La CEC basa estas previsiones en «que no haya más subidas de impuestos al consumo». Desde la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) se muestran cautos y coinciden en la necesidad de no aumentar la presión fiscal, pues «griparía» la economía.

La asociación de fabricantes y distribuidores AECOC, con más de 25.000 empresas asociadas, también ha detectado una sensación de mejora en los últimos meses, sobre todo en los equipamientos, aunque es consciente de que el consumo es el último eslabón de la cadena, dice José María Bonmatí, director general de la patronal.

Combustibles y créditos

Otro dato a tener en cuenta es el consumo de productos petrolíferos: las salidas al mercado español de gasolinas, gasóleo y queroseno crecieron en septiembre por primera vez desde 2007. Según el indicador adelantado que publica CLH, el consumo aumentó un 0,3% el mes pasado.

La banca ha empezado a abrir el grifo del crédito al consumo. Según los últimos datos del Banco de España, durante el mes de agosto se concedieron nuevos créditos y préstamos para el consumo de los hogares por valor de 1.043 millones de euros, lo que representa un incremento del 6,6% respecto al mismo mes del año anterior. De hecho, la concesión de créditos para adquirir productos como automóviles, ordenadores o electrodomésticos ha crecido sin interrupción desde el pasado mes de febrero, con incrementos de entre el 5% y el 12%.