El "dieselazo"recaudará un 38% menos de lo previsto por el Gobierno

La AIReF calcula que equiparar la fiscalidad de gasóleo y gasolina aportaría 1.318 millones de euros, mientras que los socialistas calculan que podría suponer 2.140 millones

Un vehículo reposta gasóleo en una estación de servicio
Un vehículo reposta gasóleo en una estación de servicio

La AIReF calcula que equiparar la fiscalidad de gasóleo y gasolina aportaría 1.318 millones de euros, mientras que los socialistas calculan que podría suponer 2.140 millones.

El pasado mes de mayo, el Gobierno de Pedro Sánchez remitió a la Comisión Europea su Programa de Estabilidad para el periodo 2019-2022. El proyecto incluye un incremento de impuestos de 5.654 millones de euros para 2020. Entre las nuevas partidas se cuenta la resurrección de la equiparación de la fiscalidad del gasóleo a la de la gasolina, conocida como "dieselazo". Con la medida, de la que quedarían exentos los usuarios del gasóleo profesional -aunque no todos, porque a los vehículos de transporte ligeros sí les afectaría en su configuración actual-, se podría lograr una recaudación adicional de 2.140 millones de euros, según los cálculos que realizó el PSOE en el presupuesto alternativo que presentó en abril de 2018.

Pero la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), no es tan generosa en sus cálculos. El órgano fiscalizador de las cuentas públicas calcula que equiparar ambas fiscalidades aportaría a las arcas del Estado 1.318 millones de euros, 822 millones menos de los presupuestados por los socialistas, lo que, en términos porcentuales, supone un 38% menos. Así lo ha puesto de manifiesto hoy en Santander su presidente, José Luis Escrivá, en su conferencia "Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía".

El "dieselezo"era una de las medidas que contemplaban los presupuestos socialistas que el Congreso de los Diputados tumbó a principios de año y que motivaron la convocatoria de elecciones en abril. La idea del Gobierno no es equiparar de una vez los 30,70 céntimos por litro actuales del impuesto del gasóleo de automoción a los 40,25 céntimos por litro con los que se grava la gasolina, sino hacerlo de forma escalonada. Aplicando este sistema progresivo, su objetivo es recaudar en un primer momento unos 600 millones.

En su valoración del Programa de Estabilidad remitido a Bruselas, la AIReF ya dictaminó que los ingresos previstos por el Gobierno de Pedro Sánchez estaban "inflados". Según el plan, el Estado ingresará 5.654 millones de euros con, entre otras medidas, los cambios en el Impuesto de Sociedades, el incremento del IRPF a las rentas más altas, las conocidas como tasas Google y Tobin o el "dieselazo". La AIReF, sin embargo, rebaja esa cantidad hasta los 4.889 millones en el mejor de los escenarios. En el peor, las deja en 3.541 millones.