El empleo público repunta en el año electoral con Andalucía a la cabeza

Comunidades autónomas y ayuntamientos han aprovechado los tres primeros meses del año electoral para crear empleo público a un ritmo que multiplica por cuatro al de todo el de 2014 y en el que Andalucía se sitúa a la cabeza con 27.400 nuevos puestos de trabajo de los 29.200 creados entre enero y marzo. En el mismo trimestre en el que el empleo público ha repuntado en diez de las diecisiete comunidades autónomas, el sector privado ha destruido 114.300 puestos de trabajo.

De este modo, con los nuevos contratos, el tamaño de la administración vuelve a niveles del primer trimestre de 2013 a partir del cual se comenzaron a perder puestos de trabajo.

No obstante, la mayoría del empleo creado por comunidades y ayuntamientos entre enero y marzo ha sido temporal, con 19.200 contratos de este tipo frente a los 10.000 indefinidos, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año.

La principal razón del aumento de la contratación de empleados públicos está en Andalucía, donde se incrementó en 27.400 hasta los 551.800 trabajadores, debido en especial al incremento de los contratos temporales, un total de 25.000.

La comunidad andaluza absorbe de ese modo la mitad de los empleos creados entre las diez autonomías y Melilla que engordaron su nómina de trabajadores públicos, hasta 54.100 nuevos puestos de trabajo, a los que hay que restar los 24.700 que se destruyeron en las otras siete y en Ceuta.

También aumentó en Castilla-La Mancha (7.100 empleados más), Comunidad Valenciana (4.700), Asturias (3.100), Canarias (2.700), Cantabria (2.400), Baleares (2.100), Aragón (1.800), Melilla (1.300), La Rioja (900) y Extremadura (600).

Adelgazó la nómina de empleados públicos en la Comunidad de Madrid, donde se redujo en 12.100 trabajadores, Galicia (3.200), Cataluña (2.500), Navarra (2.500), Murcia (2.200), Ceuta (1.400), País Vasco (700) y Castilla y León (100).

Los contratos indefinidos se incrementaron, sobre todo, en Castilla-La Mancha, con 7.700, y Asturias, con 7.200, y descendieron de forma notable en la Comunidad de Madrid, con 10.200 menos, y Cataluña, con 6.300.

También cayó el empleo indefinido en la administración en la Comunidad Valenciana. Sin embargo, los 3.900 puestos de trabajo indefinidos destruidos en esa región se vieron compensados con 8.600 temporales nuevos.

Andalucía, con 25.000 empleos temporales en el primer trimestre, lidera de forma destacada esa clasificación, pues la mayor parte de las autonomías destruyeron trabajo temporal en ese período.