Economía

El FMI alerta de que vincular las pensiones al IPC pone en peligro el sistema

El FMI recomienda que más productos y servicios tributen en el IVA al 21% en lugar del 10% y no subir el tipo general.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que revalorizar las pensiones con el IPC haría que el gasto se disparase entre 3 y 4 puntos de PIB (entre 35.000 y 47.000 millones de euros) de cara a 2050.

Publicidad

Andrea Schaechter, responsable de la misión del FMI que ha analizado la economía española ha concentrado sus críticas en las pensiones y el intento de revalorizarlas permanentemente con el IPC, así como en el elevado nivel de endeudamiento público, que podría hacerse notar en la economía cuando cambie el ciclo alcista. Schaechter ha pasado de puntillas por el tema catalán y por la fragmentación parlamentaria, que puede impedir cualquier acuerdo para los próximos presupuestos generales del Estado, eludiendo cualquier respuesta comprometedora. Su discurso ha sido breve: relanzar el ajuste fiscal y preservar las reformas.

Las pensiones han centrado buena parte de su intervención en la presentación de las conclusiones sobre la economía española a los medios de comunicación. Para el FMI, revalorizar las pensiones con el IPC haría que el gasto se disparase entre 3 y 4 puntos de PIB (entre 35.000 y 47.000 millones de euros) de cara a 2050. « Esta medida, por sí sola, haría que las sostenibilidad del sistema corriera peligro».

Publicidad

Para el FMI, es claro que en España hay cada día más personas con más edad y menos cotizantes, que, además pagan menos por el ajuste salarial de la crisis. «Ligar la subida de las pensiones al IPC exclusivamente pondrá en riesgo la viabilidad financiera del sistema de pensiones a largo plazo», dijo Schaechter. En su opinión, los autónomos cotizan sobre bases mínimas, situación que podría modificarse, como el actual tope de las cotizaciones o la edad de jubilación, factores que podrían modificarse, jugar con ellos, para combinar sus efectos con los del IPC. «Son opciones que están ahí y pueden mezclarse para afrontar el problema de futuro», añadió.

Publicidad

Sobre la subida de impuestos que estaría preparando el Gobierno, el FMI recomienda cautela a la hora de calcular las ganancias de recaudación. De lo puesto en la mesa por el Gobierno, Schaechter dice que algunas de las medidas propuestas son políticas, como elevar el tipo a las rentas más altas ve bien incidir en los impuestos medioambientales y deja caer una vez más una carga de profundidad: España tiene un problema con el IVA, y no en el tipo. «Hay muchos productos con tipos reducidos que tendrían que pagar el tipo general (21% en lugar del 10%). Se recaudaría más y se podría compensar a los más vulnerables».

Sobre el déficit que baraja el Gobierno para el próximo año, el FMI asegura que hay que reducir el déficit más, mediante una senda persistente. El déficit estructural era hoy en el 2,5% del PIB y nuestro objetivo es reducirlo cinco décimas. El objetivo del Gobierno (1,8%) estaría cumpliendo esta reducción. « Es crucial que los OGE para 2019 incluyan un paquete creíble de medidas para alcanzar ese objetivo y andarse con pies de plomo con medidas nuevas y sus fueros resultados», alertó.