El fondo biotecnológico de la Fundación Botín emplea ya a 1.500 científicos

La institución invirtió 34,8 millones en 2015 en todos sus programas

Imagen del estado de las obras del Centro Botín
Imagen del estado de las obras del Centro Botín

La Fundación Botín, a través del fondo biotecnológico que lidera mediante el programa Mind the Gap, emplea a más de 1.500 profesionales del sector, entre empleos directos e indirectos. Javier Botín, presidente de la Fundación, ha anunciado hoy en Santander la incorporación de tres nuevas compañías al programa que desarrolla junto a otros cinco inversores para convertir los descubrimientos científicos nacionales en el sector biotecnológico en empresas globales punteras netamente españolas. Durante la presentación del informe anual de la Fundación Botín, su presidente ha remarcado que el objetivo es que “cada euro aportado sea sostenible”. “La subvención es un concepto que no comparto”, subraya Javier Botín, quien ha explicado que el 90% de los programas que se gestionan continúa adelante por su cuenta sin el apoyo de la fundación. Uno de los programas pioneros es la “aceleradora” de empresas biotecnológicas Mind the Gap, que ha incorporado este año a Senolitic Farma, Colostage y Lentimed a las cuatro compañías del sector a las que ya apoyaba (Life Lenth, Dreamgenics, Textia y Nostrum). El fondo que gestiona la Fundación para este proyecto entrega 3 millones de euros durante dos años a las firmas a las que respalda hasta que estas estén maduras para comercializar sus productos en el mercado. La incorporación de estas tres nuevas empresas aporta casi 200 empleos a los más de 1.300 generados por Life Lenth, Dreamgenics, Textia y Nostrum.

Así, Lentimed, dedicada a la fabricación de lentillas con un nuevo material de tecnología 100% española que permite administrar fármacos mediante la propia lentilla, da empleo a unos 34 trabajadores altamente cualificados. Lentimed, con la que colabora la Universidad de Santiago de Compostela, se encuentra ya constituida y fabricará sus productos para terceros, según indicaron fuentes de la Fundación Botín a este diario. La segunda compañía que ha decidido apoyar este fondo biotecnológico sin ánimo de lucro es Colostage, que nace de la investigación del IRB de Barcelona para estratificar los cánceres en función del grado de agresividad de la enfermedad. Aunque ya se ha inyectado medio millón de euros en esta firma, Colostage está a las puertas de encontrar dos millones adicionales para su lanzamiento, que está previsto el próximo septiembre con una plantilla próxima a los 79 empleados directos e indirectos. Colostage mejorará los tratamientos de cáncer, en especial el de colon, pues permitirá identificar en una fase temprana y por un simple análisis de sangre el grado de agresividad del tumor y combatirlo de forma adecuada. Por último, Senolitic Farma desarrollará nanoesferas para realizar terapias dirigidas gracias a las investigaciones de la Universidad Politécnica de Valencia y del CNIO de Madrid. Estas nanoesferas son capaces de identificar las células cancerígenas “dormidas” para adherirse a ellas y liberar los medicamentos que hay en su interior. Senolitic, que empleará a más de 75 personas, trabaja ya con una de las grandes farmacéuticas mundiales, interesada en utilizar este hallazgo.

El Centro Botín está acabado a más del 80%

El proyecto bandera de la Fundación Botín es, sin duda, el centro de arte internacional situado en pleno corazón de Santander. Aunque la fundación cuenta con múltiples programas (de desarrollo rural en Cantabria, de desarrollo emocional en colegios de siete comunidades autónomas, de acción solidaria o de fortalecimiento de la función pública en Latinoamérica), el Centro Botín se lleva buena parte de los recursos (19 millones de los 34,8 de 2015) con el objetivo de convertirse en una referencia del arte internacional y en centro de encuentro de los santanderinos. Tras varios retrasos por problemas de contratas, el buque insignia se encuentra acabado a más del 80% y a falta de los remates finales, según ha indicado Javier Botín. El presidente de la Fundación Botín ha evitado, sin embargo, dar una fecha concreta para una próxima inauguración.