El Gobierno elimina el límite de edad para capitalizar el paro y poder ser autónomo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en la clausura el II Foro de Emprendedores y Autónomos
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en la clausura el II Foro de Emprendedores y Autónomos

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy la eliminación del límite de edad para que un futuro autónomo capitalice toda la prestación por desempleo para iniciar una actividad, y ha avanzado que los autónomos podrán seguir beneficiándose de la tarifa plana a la Seguridad Social aunque contraten. Rajoy ha hecho estos anuncios en la clausura del II Foro de Emprendedores y Autónomos organizado en Córdoba por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos ATA, informa Efe.

El jefe del Ejecutivo ha mostrado su total compromiso con los trabajadores autónomos, a los que ha asegurado que España necesita para seguir avanzando en su recuperación económica, y ha garantizado que el Gobierno seguirá adoptando medidas en favor de este colectivo.

Rajoy también ha anunciado este sábado que en próximas semanas el Ejecutivo presentará el proyecto de ley de actualización del estatuto del trabajo autónomo y el fomento de la economía social, un documento que "va a ordenar y sistematizar el conjunto de incentivos al autoempleo que hoy se encuentra en vigor", con la finalidad de "proporcionar mayor claridad y seguridad jurídica", entre otras medidas. Así lo ha manifestado durante la clausura del II Foro de Emprendedores y Autónomos, que ha organizado en Córdoba la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), entidad que también ha celebrado su asamblea y ha salido reelegido como presidente para los próximos cinco años Lorenzo Amor, todo ello ante un auditorio de más de 300 personas, informa Ep.

Creación de empleo

Por otra parte, Rajoy ha pedido no distraerse "con componendas, historias, rumores o cotilleos", al tiempo que ha subrayado que "hoy ya nadie habla ni del rescate, ni de la quiebra de España, ni de la prima de riesgo, ni de los desequilibrios de la economía española", de manera que defiende que "la gran prioridad nacional es crear empleo, que es vida para la gente y bienestar para todos".

En este sentido, Mariano Rajoy ha destacado que "en España hay más de nueve millones de pensionistas, con un sistema público de pensiones como casi nadie", pero apunta que "para mantenerlo tiene que haber gente trabajando que paguen las cuotas de la Seguridad social". Por tanto, declara que "el objetivo en España tiene que ser crear empleo". De este modo, argumenta que "España necesita en los próximos cuatro años largos llegar a los 20 millones de personas trabajando", algo que asegura que "se puede hacer", con "la creación al menos de 500.000 empleos al año durante los próximos cinco años", después de que entre 2014 y 2015 "se van a crear en España un millón de empleos netos". Para el jefe del Ejecutivo, estas cifras son "absolutamente posibles", y que en Andalucía se creen "575.000 empleos"en dicho periodo, de manera que resalta que "el gran objetivo nacional es crear empleo que es bienestar, riqueza, servicios públicos y atención a la gente".

Al respecto, ha recordado que en el país hay más de 3,1 millones de autónomos y en Andalucía 485.000, a lo que añade que en 2014 se han conseguido 72.000 autónomos más que a cierre de 2013, de ahí que apueste por "conseguir"que 2015 cierre con 100.000 autónomos más.

A su juicio, "España va a salir adelante entre todos y si todos tiramos del carro y lo hacemos en la misma dirección", puesto que "el objetivo está muy claro, pero hay que seguir trabajando", ha espetado el presidente del Gobierno.

Entretanto, recuerda que "España ha vivido y todavía arrastramos las consecuencias de unas de las mayores crisis de la historia", de modo que "han sido tiempos muy difíciles, después de que "en 2012, hace menos de tres años, España estaba al borde de la quiebra, a punto de un rescate como el que vivieron otros países de la Unión Europea y que tuvieron que aprobar las medidas muy duras que otros les dictaron".

Entonces, agrega, "financiarse era muy difícil, porque el precio del dinero era demasiado elevado; la prima de riesgo estaba en techos históricos, siempre en primera página de los medios de comunicación --hoy no existe--; la economía tenía todos los desequilibrios posibles: déficit público, inflación, déficit del sector exterior y el sistema financiero estaba en quiebra en una parte del mismo".