El Ibex no sale de su rango, aunque sube un 0,15%

El selectivo español corta una racha de cuatro sesiones consecutivas en negativo.

Parqué madrileño
Parqué madrileño

El Ibex 35 cortó una racha de cuatro sesiones consecutivas en negativo, y cerró la semana por encima de los 9.250 puntos.

El Ibex 35 cortó una racha de cuatro sesiones consecutivas en negativo, y cerró la semana por encima de los 9.250 puntos. El selectivo español lleva cotizando en un estrecho rango de 300 puntos desde finales del mes de mayo, ante la ausencia de catalizadores positivos. Las palabras de Jerome Powell asegurando una rebaja de tipos este mismo mes de julio reactivaron el optimismo de los inversores en EEUU, que elevaron sus índices a nuevos máximos anuales.

Los recientes “proffit warnings” de empresas líderes en sus sectores han provocado una rebaja en las previsiones de cara a la temporada de resultados empresariales del segundo trimestre, que se iniciarán el próximo 25 de julio. Las compañías energéticas han sido las más perjudicadas durante esta semana ante el miedo que nuevas regulaciones puedan disminuir sus beneficios.

Firmas muy ligadas al ciclo económico, y que han estado muy penalizadas por las tensiones comerciales como Ence, Cie y Arcelor han liderado las subidas impulsadas por la idea de que una política monetaria más laxa podría favorecer de nuevo la demanda. La banca volvió a cerrar una semana en negativo, precisamente ante las perspectivas de que nuevas medidas de estímulo puedan seguir condicionado sus resultados.