El IPC modera su caída en septiembre y los expertos no ven peligro de deflación

La inflación interanual acumula tres meses consecutivos de retroceso aunque ha moderado su caída al bajar el 0,2 % en septiembre, mientras que los analistas afirman que si la economía crece no se puede hablar de deflación.

El INE ha publicado hoy el indicador adelantado del índice de precios al consumo (IPC) que refleja un nuevo descenso de la inflación interanual, aunque tres décimas menor que el que registró en agosto, cuando fue del 0,5 %, el mayor desde octubre de 2009.

La menor caída del IPC en tasa anual se debió a la estabilidad de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, y al encarecimiento de la electricidad este mes.

De confirmarse este dato el próximo 14 de octubre, cuando el INE detalle la evolución de todos los componentes de la cesta de la compra, el IPC acumularía tres meses consecutivos de descenso, ya que en julio bajó el 0,3 % y agosto el 0,5 %.

No obstante, los expertos consultados por EFE descartan que la economía española pueda estar en situación de deflación y explican que la caída de los precios se produce en un contexto en el que la economía está creciendo y recuperándose.

La analista de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) María Jesús Fernández asegura que mientras el consumo aumente y la recuperación siga en marcha "no se puede hablar de deflación", y añade que se trata de un ajuste de precios y costes "normal"después de que éstos hayan crecido por encima de lo que debían.

Apunta a que la inflación interanual pueda volver a caer una décima en octubre y se quede en el 0 % a final de año, con el fin de retornar a tasas positivas en 2015.

"Se recuperará hasta tasas positivas pero pequeñas", añade Fernández, que achaca la menor bajada registrada en septiembre a la diferencia de precios de los alimentos no elaborados de hace un año, cuando subieron. "ahora esta diferencia se ha corregido y ha terminado el efecto escalón", dice.

Por su parte, la analista de Cortal Consors Estefanía Ponte niega la existencia de deflación "porque los consumidores no están retrasando sus decisiones de compras", y asegura que la caída en tasa anual del 0,2 % está en línea con lo previsto.

"Esperamos que vaya poco a poco recuperándose y que el IPC anual termine el año en el 0,5 %, y la subyacente en el entorno del mismo porcentaje", afirma, al tiempo que recuerda que la crisis ha sido muy profunda y ha reducido mucho la capacidad de los empresarios de fijar precios.

Cortal Consors prevé que la inflación interanual retorne a signos positivos y pueda recuperar tasas del 2 % a finales de 2016.

El BBVA Research cree que la inflación general ha moderado el ritmo de caída, lo que sugiere que los precios subyacentes "se mantienen estancados"en el 0,0 %, por quinto mes consecutivo.

Indica que la moderación en la caída del IPC se deriva principalmente de la absorción de efectos base en los precios de los alimentos.

Por otra parte, los precios de consumo han registrado una tasa mensual positiva en septiembre, al aumentar el 0,1 %.

Desde las organizaciones de autónomos se alerta de que la demanda sigue tenue y no se ha recuperado el consumo.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) considera que la escasa actividad y el poco consumo en agosto reflejan una demanda que no consigue despegar, aunque es optimista al prever que el IPC vuelva a valores positivos en los próximos meses y cierre el año, plano, sin cambios con respecto a 2013.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (Upta) advierte de que el riesgo de que la inflación negativa se asiente en el segundo semestre de 2014 es ahora más real que nunca, y piden medidas inmediatas que impulsen el consumo.

Para María José Landaburu, secretaria general de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae), "la deflación es un riesgo real que hay que evitar".

En cuanto a la variación anual del IPC Armonizado -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro- la caída ha sido en septiembre del 0,3 %, también dos décimas menos que la bajada del mes anterior.