El Tesoro, contra las últimas dudas de los inversores

España tiene hoy y el jueves dos nuevas emisiones de deuda por 10.000 millones con la prima de riesgo y el bono a diez años de nuevo al alza

Subasta del Tesoro
Subasta del Tesoro

El Tesoro español se prepara para su segunda cita con los mercados con más cautela que en debut, el pasado jueves, cuando colocó con éxito y unos tipos de interés más baratos bonos a diferentes plazos por un importe superior a los 5.800 millones de euros. Las dudas han vuelto al mercado de deuda con el comienzo de la semana y se han dejado notar en la prima de riesgo, que ayer cerró en 348 puntos básicos, 17 más que el viernes, con el bono a diez años salvando el 5% por una milésima.

¿Qué sucedió para que el nerviosismo se instalara entre los inversores? Nada destacado. La misma indefinición de las bolsas europeas y el arranque plano de Wall Street, a la espera del aluvión de resultados que empezarán a publicarse mañana bastaron para que las primas de riesgo de todos los países europeos, con la excepción de Bélgica y Finlandia, cerraran al alza.

Incertidumbre

Con estos prolegómenos, el Tesoro intentará captar hoy entre 4.500 y 5.500 millones de euros en Letras a 12 y 18 meses. En la última subasta de este tipo de deuda celebrada el pasado 11 de diciembre, España ofreció una rentabilidad marginal del 2,65% y el 2,888%, respectivamente para colocar 3.890 millones.

La subasta de hoy será la última de Letras a 18 meses. A partir del mes de febrero, el Tesoro sustituirá este plazo por el de nueve meses. Así, el tercer martes de cada mes se subastarán Letras a 6 y 12 meses, y el cuarto martes, Letras a 3 y 9 meses.

El Tesoro tiene previsto colocar en los mercados de capitales entre 215.000 y 230.000 millones de euros en el presente año. La cifra exacta dependerá de cuántas comunidades autónomas se adhieran al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a lo largo del ejercicio. Del montante total sólo 71.000 millones de euros corresponderán a deuda nueva, lo que supone una disminución del 26% en relación con el pasado año.

En la primera subasta del año, España colocó 5.816,5 millones de euros en bonos a dos, cinco y trece años. Los inversores solicitaron 2,3 veces el importe finalmente adjudicado. El Ministerio de Economía consideró el resultado de la emisión como un importante aval a las reformas llevadas a cabo por el Gobierno. Con esta primera emisión se ha captado el 4,8% de las necesidades de financiación del año.

El refugio alemán

La prima de riesgo ha roto su tendencia bajista, aunque en lo que va transcurrido de año ha bajado 47 puntos básicos, con un mínimo de 331 puntos básicos. El bono a diez años consiguió mantenerse por debajo del 5%, aunque en muchos momentos de la última sesión lo superó.

Según los expertos consultados por Efe, los inversores que la semana pasada compraron bonos de países periféricos, con mayor riesgo, se han decantado ayer puntualmente por una vuelta al activo refugio que supone el «bund» alemán, lo que ha provocado el descenso de su rentabilidad y el consecuente repunte de las primas de riesgo de otros países de la zona euro.

La de Grecia, subió hasta 1.018 puntos básicos desde 1.016 de la sesión precedente; la de Italia hasta 265 desde 256; y la de Portugal hasta 479 desde 463 puntos básicos. El precio de los seguros de impago de deuda («credit default swaps» o CDS) para los bonos españoles a diez años –considerado un indicador de la confianza de los inversores– se ha elevado durante la sesión hasta 292.430 dólares por cada 10 millones de euros que se quieran emitir en el mercado.

Nueva cita el jueves

Esta semana se presenta como decisiva para confirmar la mejora de la confianza en España. A la colocación de hoy seguirá otra el próximo jueves, fecha en la que el Tesoro tiene previsto captar entre 3.500 y 4.500 millones de euros en bonos a dos y cinco años. Si ambas emisiones se saldan con éxito, España habrá captado 10.000 millones de euros en apenas dos días.

Según los últimos datos del Banco de España, la deuda del Estado en circulación ascendía en noviembre a 640.116 millones de euros. A esta cifra habría que añadir el endeudamiento de comunidades autónomas y corporaciones locales, que elevarían el montante total por encima del 82% del Producto Interior Bruto. De acuerdo con los Presupuestos Generales del Estado para el presente año, el Ministerio de Hacienda prevé que la deuda de las administraciones públicas supere el 90% del PIB. En 2007, cuando la crisis económica internacional apenas había salido de Estados Unidos, la deuda de la AA PP no llegaba al 40% del PIB.

Para el presente ejercicio, España destinará 38.600 millones de euros al pago de intereses, una cifra que supone el 3,6% de la riqueza nacional.

Ayer, el banco de Italia hizo público el dato de la deuda del país, que marcó un nuevo récord en noviembre al situarse en 2,02 billones de euros (el 123% del PIB), 6.000 millones de euros más que en el mes anterior.

En el otro extremo de la balanza, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, anunció ayer en Berlín que el país aumentó su endeudamiento en 2012 en 22.800 millones de euros, por debajo de la previsión inicial (32.100 millones de euros) e incluso de la revisión (25.000 millones).