España compite por contratos de 190.000 millones en el exterior

Las compañías se adjudicaron proyectos por 45.000 millones en 2013. Más de la mitad, en transporte e infraestructuras

La Razón
La RazónLa Razón

Llevadas unas por sus planes de expansión y empujadas otras por la necesidad de encontrar nuevos mercados ante el menguante consumo doméstico, las compañías españolas llevan años saliendo al exterior para buscarse las habichuelas. Cada vez más. En 2013, se adjudicaron 823 proyectos licitados internacionalmente, frente a los 705 de 2012, según los datos recopilados por la Secretaría de Estado de Comercio. Aunque son más contratos, su monto, 45.009 millones de euros, fue sensiblemente inferior al de 2012, cuando ascendió a 50.000 millones. Este año, tienen en su punto de mira licitaciones por valor de 190.000 millones.

Era difícil que el importe alcanzase el pasado año al de 2012, pues entonces se adjudicó un proyecto extraordinario tanto por sus características como por su coste: la línea de alta velocidad entre las ciudades de Medina y La Meca, que ganó un consorcio español. El presupuesto del mismo asciende por sí solo a 7.000 millones de euros, el 14% del total de lo que se adjudicaron las empresas nacionales en el exterior hace un par de años.

Transporte e infraestructuras es, precisamente, el sector con mayor peso en el exterior de las compañías españolas, punteras en este campo. De los 45.009 millones adjudicados en 2013, 23.899, el 53,1%, corresponden a proyectos de esta área. De hecho, las principales constructoras españolas –FCC, Ferrovial, Acciona, ACS, OHL y Sacyr– ya facturan más de la mitad de sus ventas en el extranjero. El grueso de los proyectos de obra pública se adjudicó en tres regiones: Latinoamérica, Oriente Próximo y Unión Europea. En cada una de ellas, las empresas lograron contratos por más de 6.000 millones.

Junto a la obra pública, el otro gran nicho de mercado de las compañías fue el de la energía, excluidas las renovables, en las que lograron contratos por valor de 5.961 millones de euros, la mayoría de ellos en Latinoamérica –3.930,34 millones–. En renovables se hicieron con proyectos por valor de 3.569 millones, 1.011 también en América Latina.

Excluido el conjunto de países del Golfo, Brasil fue la nación en la que más negocio hicieron las empresas españolas –7.162 millones–. Sin embargo, el mayor crecimiento se registró en Argelia, un 1.020%, hasta los 2.863 millones.

Este año, el foco de las compañías españolas seguirá puesto en las tres regiones antes citadas, aunque con más relevancia para Latinoamérica y Oriente Próximo. En la primera compiten por proyectos por valor de 32.983 millones y en la segunda, de 69.106 millones. En todo el mundo, participan directamente o en consorcios con empresas locales o de terceros países en más de 330 licitaciones por 189.701 millones.

Que Oriente Próximo y el Golfo Pérsico sean las zonas con más volumen a licitar no es casual. Abundan los petrodólares, pero escasean las infraestructuras. En Arabia Saudí, por ejemplo, hay planes para invertir más de 90.000 millones de euros en los próximos años en obra pública y energías renovables, con proyectos como dos líneas de metro en La Meca y Jeddah. FCC, por ejemplo, que ya construye el metro de Riad, estudia también proyectos por valor de 2.500 millones de euros en Oman y Bahrein. Y en Emiratos Árabes, sigue atento a la licitación del Museo Guggenheim, con un presupuesto estimado de 600 millones de euros, el metro de Abu Dhabi y la Expo Dubai 2020. Del potencial que España intuye en la zona da cuenta la reciente gira que Su Majestad el Rey ha realizado para abrir puertas a las empresas nacionales. El propio Gobierno está también intensificando las gestiones para sacar el mayor provecho posible a este suculento mercado.

En Latinoamérica, dos países por encima de todos tienen planes de infraestructuras para los próximos años: México y Colombia. Enrique Peña Nieto, presidente mexicano, recordó ayer que su plan nacional en la materia tiene un presupuesto de 440.000 millones de euros hasta 2018, la mitad de los cuales se destinarán al sector energético. Colombia tiene en marcha la licitación de la cuarta generación de concesiones viales por un monto de 18.000 millones de euros.

Junto a la obra pública, el otro gran objetivo de las firmas nacionales para este año son los contratos de defensa. En Oriente Próximo y el Golfo Pérsico hay previstas inversiones por valor de 8.680 millones, casi la mitad de los 20.622 millones de todo el mundo. España, por ejemplo, sigue negociando la venta de carros de combate Leopardo a Arabia Saudí.

Las empresas españolas volvieron a ser en 2013 las principales proveedoras de bienes y servicios a países en vías de desarrollo que se ejecutan por mediación de financiación multilateral a través de instituciones como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Asiático de Desarrollo. En total, lograron contratos por valor de 2.182 millones, un 24% más que el año anterior. Comercio atribuye este liderazgo a la «competitividad» de la compañías nacionales, que le ha permitido superar a firmas de países como Estados Unidos, Alemania, Reino Unido o Italia.

A por los 1.000 millones del tranvía de Sídney

ACS y Acciona, a través de sus respectivos consorcios, pujan por el contrato de construcción y operación del tren ligero que recorrerá el distrito central de negocios y el sudeste de Sídney (Australia) y cuyo valor ronda los 1.095 millones de euros. En concreto, ACS figura en un consorcio a través de John Holland, filial de su participada australiana Leighton, junto a Serco y Plenary Group. Acciona lo hace en otra asociación de la mano de Alstom, Capella Capital y Transdev. Además, un tercer consorcio también ha dado muestras de interés por el proyecto. El él figuran Bombardier o el fondo de infraestructuras australiano Macquarie, según datos del sector. A comienzos de junio, la ministra australiana de transporte, Gladys Berejiklian, anunció que se había dado luz verde al proyecto, que se desarrollará mediante la colaboración público-privada, informa Efe.

Por sectores

- Infraestructuras. En 2013 ganaron contratos por valor de 24.000 millones. Este año luchan por proyectos por valor de 131.000.

- Energía. Tras hacerse con proyectos valorados en casi 9.400 millones, en 2014 pujan por contratos valorados en 22.000 millones.

- Defensa. Es otro de los grandes nichos para este ejercicio, con contratos valorados en 20.600 millones. El año pasado las empresas españolas del sector rubricaron acuerdos en el exterior por 2.511 millones de euros.