España pierde 1.800 millones al año por los fraudes en el IVA

El 2% de la recaudación potencial por IVA en España se pierde, frente al 12% que se dejaba de ingresar en 2013. La media de la UE es el 10%

Uno de cada diez euros por IVA en la UE no llegan nunca al fisco
Uno de cada diez euros por IVA en la UE no llegan nunca al fisco

«¿Con factura o sin factura?». Quien más y quien menos ha escuchado alguna vez esta pregunta a la hora de adquirir algún producto o servicio. Por culpa de este y de otros tipos de fraude fiscal, las arcas públicas de España pierden cada año 1.800 millones de euros, según un informe de la Comisión Europea. Con todo, esta cifra supone apenas un 2,4% de la recaudación por IVA, estimada en 75.000 millones de euros. De hecho, está muy lejos del «agujero» en el resto de países comunitarios, que de media dejan de ingresar un 10% del IVA que deberían meter en caja. En otras palabras, uno de cada diez euros del IVA no en la UE no llegan al fisco.

En total, los Veintiocho dejaron de ingresar 137.470 millones de euros en 2017, último año disponible al que se refiere el informe anual sobre la brecha del IVA publicado por la Comisión Europea. Los países europeos con el mayor agujero fueron Rumanía (36%) y Grecia (34%), aunque en términos absolutos las arcas de Italia fueron las más perjudicadas, pues dejaron de ingresar 33.500 millones.

España fue el quinto país de la UE con la menor brecha en 2017, tras reducirla desde 2.024 millones de euros (el 2,8%) en 2016. De esta forma, se sitúa solo por detrás de Chipre (0,6%), Luxemburgo (0,7%), Suecia (1,5%) y Malta (1,6%). Además, desde 2013, España ha rebajado sustancialmente sus pérdidas por IVA, pasando del 12% de 2013 (8.149 millones) a los 1.806 millones actuales.

Por otra parte, la aplicación de tipos reducidos hace que España deje de ingresar un 13% de lo que podría obtener, frente al 9,6% de media en Europa. Además, es el país de la UE que más ingresos potenciales dejó de recaudar debido a las exenciones (46,6%). Bruselas achaca este hecho a que en las Canarias, Ceuta y Melilla se aplican otro tipo de impuestos indirectos. La media comunitaria es del 35%.