Fomento estudia bonificar a las aerolíneas para relanzar Barajas

La joya de la corona de AENA y prinicipal «hub» de Iberia, el aeropuerto de Barajas, no atraviesa por sus mejores tiempos después de que el pasado mes de agosto fuera superado por primera vez en número de pasajeros por Barcelona-El Prat. En concreto, el aeródromo catalán registró 3,9 millones de tránsitos por los 3,8 millones del madrileño, evidenciando la constante pérdida de viajeros como consecuencia directa de la caída del tráfico de Iberia, el principal usuario de la infraestructura, que ha perdido un 14% de su flujo aéreo en los últimos meses. Para evitar la infrautilización de la T4 de Barajas, donde AENA no recupera ni el 70% de sus costes aeroportuarios, Fomento estudia introducir varias medidas que abaraten los costes operativos a las aerolíneas y logren atraer más tráfico.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ya presentó el pasado mayo el acuerdo alcanzado por AENA y las compañías aéreas sobre las tarifas aeroportuarias, que plantea unas subidas más moderadas para 2014 de las que permite la Ley. Finalmente, los Presupuestos Generales del Estado contemplan un incremento de las tasas aeroportuarias que no superará el IPC más el 2,5% en el conjunto de la red de AENA Aeropuertos. Dicho acuerdo permite atenuar la subida de las tasas durante los próximos cinco años, al contemplar un incremento del IPC más tres puntos para el año 2015, y del IPC más cuatro puntos para los años 2016, 2017 y 2018. Con este acuerdo, los incrementos máximos para los próximos cinco años serán del 2,5% en 2014, del 4,5% en 2015 y del 5,5% en los tres años sucesivos, como consecuencia del acuerdo alcanzado con las compañías aéreas. A esta rebaja se une la de las tasas por salida de pasajeros y por seguridad en conexión, que se reducirán en un 30%.

Sin embargo, para relanzar Barajas, fuentes de Fomento confirmaron a este diario que se están estudiando otras fórmulas que serán debatidas próximamente por el Comité de Coordinación que integran los ministerios, AENA, ayuntamientos, comunidades autónomas y cámaras de comercio. Entre ellas, la introducción de bonificaciones para los vuelos en conexión. Algunas zonas turísticas ya cuentan con estas «ayudas» como Canarias en el caso de la temporada baja y Baleares en determinados «días valle» de bajada de tráfico. Según reconoció ayer el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Rafael Catalá, los desequilibrios aún no permiten adoptar una política general de bajada de tasas, pero sí la introducción de estas bonificaciones puntuales tanto para el aeródromo madrileño como para el resto de la red de AENA. Asimismo, Fomento se plantea abrir la totalidad de Barajas –no sólo la T4– a varias compañías asiáticas que pretenden hacer escala en Madrid y recoger pasajeros en ruta hacia Iberoamérica. Catalá admitió ayer que Barajas –al que se han destinado más de 6.000 millones de euros de presupuesto público– cuenta con espacio de sobra en este momento en todas las terminales.

Así, mientras se desarrolla la reestructuración de Iberia, Fomento pretende abrir el «hub» internacional de Barajas para las conexiones de otras compañías. En este sentido, la ministra de Fomento, Ana Pastor, confirmó que el Gobierno pretende atraer, entre otras, a varias aerolíneas chinas. «Vamos a tener reuniones con aerolíneas chinas, pero también estamos trabajando con Arabia Saudí, Emiratos Árabes, y con África», dijo la ministra en Tarragona. Favorable a esta medida se mostró también el ministro de Industria, José Manuel Soria.

Por su parte, el presidente de AENA, José Manuel Vargas, aseguró en el Congreso que una mejora del tráfico en los próximos años, dada una evolución positiva que experimentan las reservas de «slots» para la temporada de invierno y auguró que 2014 será un año de inflexión, mientras que en 2015 se producirá la estabilización y el crecimiento del tráfico.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, pidió además que se recuperen a las líneas de bajo coste.