Galán dice en Davos que dejará de quemar carbón «tarde o temprano»

Mensaje a Nadal: «He visto pasar varios ministros de Energía y cometen los mismos errores».

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, durante su intervención en Davos
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, durante su intervención en Davos

Mensaje a Nadal: «He visto pasar varios ministros de Energía y cometen los mismos errores».

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, aseguró ayer en Davos que cerrará las dos centrales en las que aún quema carbón «en un momento u otro». Durante su intervención en el panel «Strategic Outlook: Energy Systems», que tuvo lugar en el marco de la reunión anual del Foro Económico Mundial en la localidad suiza, Galán realizó una enconada defensa de la transición a las energías renovables y, en este sentido, aprovechó para responder al Ministerio de Energía, cuyo responsable, Álvaro Nadal, ha reiterado que hará todo lo posible para que Iberdrola no cierre sus dos plantas térmicas en Lada (Asturias) y Velilla (Palencia) como ha solicitado Galán. «Hemos tenido algunos problemas con el Gobierno, que no nos permite cerrar las plantas de carbón, pero lo haremos en un momento u otro», afirmó el responsable de la multinacional eléctrica, cuya política para abandonar las energías más contaminantes le ha llevado a cerrar 14 plantas de fuel.

Ante esta batalla con Energía, Galán pidió hacer política energética «real» y no utilizar este sector para hacer política a corto plazo. A este respecto, fue muy duro al afirmar que en sus veinte años en el sector ha visto pasar a varios ministros (de Energía) en los países en los que la multinacional española está presente «y muchos de ellos cometen los mismos errores que sus predecesores». «Puede que en el futuro hagan algo bien, pero lo cierto es que de nuevo están cometiendo errores que pagamos los consumidores y los accionistas», añadió.

Galán insistió de nuevo en que, pese a que el cambio climático «es una oportunidad», «hay países que están interviniendo (la política energética) en lugar de atraer capitales para transformar la industria». «Se hace política con la energía y no política energética –reiteró– con propuestas a corto plazo en lugar de a largo y esto ocurre en países desarrollados y no desarrollados».

Como demostración de que el cambio climático es una «oportunidad», explicó cómo la descarbonización ha convertido a Iberdrola en una empresa «cinco veces más rentable». Así, después de haber invertido 100.000 millones de dólares en renovables, redes y tecnología hidroeléctrica de bombeo, Galán remarcó que la eléctrica española ha multiplicado por cinco su base de activos y triplicado sus resultados y dividendos, además de reducir un 75% sus emisiones. «Hemos pasado de ocupar el puesto número 20 por capitalización bursátil entre las “utilities” a situarnos entre las cuatro primeras del mundo», subrayó el presidente de la eléctrica.

Galán también reprochó a los gobiernos que vayan siempre por detrás de la sociedad civil y de las empresas. Además de los gobiernos y el sector privado, se debe contar también con las ONG, las ciudades y los consumidores, de modo que se generen alianzas, como contemplan los objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda de la ONU para 2030.

Para avanzar hacia un mundo descarbonizado,Galán ha solicitado desarrollar marcos legales estables y predecibles, acompañados de una reforma de la fiscalidad ambiental bajo el principio de «quien contamina, paga».