Economía

Guerra de divisas: ¿Es el bitcoin un refugio seguro?

La principal criptodivisa se revaloriza un 21% desde el inicio de las hostilidades

La principal criptodivisa se revaloriza un 21% desde el inicio de las hostilidades.

Publicidad

El Banco Central Europeo mantuvo el precio del dinero en el 0% en su reunión del pasado 25 de julio y apuntó a una nueva oleada de estímulos económicos en septiembre. Se abría así la puerta a una guerra de divisas. Inmediatamente, el presidente de EE UU, Donald Trump, reabrió las hostilidades con Europa, acusando al BCE de actuar como China, debilitando el euro para competir “artificialmente” con las exportaciones estadounidenses. Los europeos “se han salido con la suya con esto durante años, junto con China y otros”, indicó Trump en sus habituales arremetidas tuiteras. De paso, presionaba a la Reserva Federal estadounidense para que tomara medidas sobre los tipos de interés. La guerra comercial iniciada por el propio Trump se volvía de este modo en su contra con todos los bloques tratando de proteger sus exportaciones, las alemanas en el caso de Europa, muy afectadas por su fuerte presencia en EE UU y China.

Después de que la Fed tomara la pasada semana la decisión de rebajar los tipos de interés por primera vez en diez años, China ha tomado esta semana la decisión de depreciar casi un 2% su moneda, el yuan, colocándola en su tipo de cambio con el dólar más bajo en once años, inferior al cambio psicológico de 7 yuanes por dólar. La nueva pataleta de Trump, calificando de “manipulador de divisas” al régimen chino, no hace más que agudizar la ofensiva sobre las divisas como nuevo frente o como respuesta de la guerra comercial.

Publicidad

Paralelamente, con las principales divisas depreciándose, el bitcoin se ha beneficiado de un repunte más que notable. Desde que el presidente del BCE, Mario Draghi, abrió la puerta a los nuevos estímulos y el banco del euro mantuvo los tipos, la principal criptodivisa se ha apreciado un 21% al pasar de los 8.860 euros a los que se cambiaba el 25 de julio al entorno de los 10.300 euros a los que cotiza hoy. ¿Por qué?

Publicidad

Aunque la cotización de las criptomonedas es un misterio, como no responden a un cambio vinculado al pulso estrictamente económico, su mayor referencia es la situación en la que se encuentran las divisas “avaladas”. Si a estas se deprecian en conjunto, las criptomonedas ganan valor por no estar sujetas a ninguna realidad comercial. Por eso, ajeno a los actuales vaivenes, el bitcoin ha tomado aire. Sólo el pasado lunes, el bitcoin se apreció un 7%, con los mercados estadounidenses cayendo con fuerza. Aunque los inversores financieros tenían a mano el refugio del oro o del yen japonés, las criptodivisas se anotaron un notable avance que no ha cejado a medida que se agudizaba el conflicto cambiario, inmunes a las tensiones geopolíticas.

No es la primera vez que el bitcoin se convierte en un valor refugio. Sin ir más lejos, el pasado mes de mayo el bitcoin se revalorizó un 41% mientras Wall Street caía un 3,8% en respuesta a las amenazas de Trump de imponer nuevos aranceles a China. De momento, las subidas son mesuradas ya que los grandes fondos tratan de diversificar al máximo sus valores refugio y mueven pequeñas porciones de sus portafolios a las criptomonedas, según reconocen los gestores de criptomonedas. Pero si se agudiza la depreciación de las monedas “avaladas”, las criptomonedas, especialmente el bitcoin, pueden encontrar un filón para repuntar a los niveles de 2018, cuando se alcanzó un cambio de 18.800 euros por bitcoin.