Hacienda revisa factura a factura las cuentas de 2012 de las autonomías

Hay datos que no cuadran y los fiscalizará la Intervención General antes de darlos a la UE. El Gobierno prevé que el déficit del Estado se quede finalmente por debajo del 7 por ciento

Cristóbal Montoro rodeado de periodistas
Cristóbal Montoro rodeado de periodistas

Hay datos que no cuadran y los fiscalizará la Intervención General antes de darlos a la UE. El Gobierno prevé que el déficit del Estado se quede finalmente por debajo del 7 por ciento.

Los datos de cierre de ejercicio que están remitiendo estos días las comunidades autónomas (CC AA) al Ministerio de Hacienda sobre el déficit y la ejecución presupuestaria de 2012 no convencen al Gobierno. El Departamento que dirige Cristóbal Montoro ha preferido hacer una nueva revisión bastante generalizada de las cifras que le están haciendo llegar las autonomías antes de trasladarlas oficialmente a Bruselas, como exige la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat. Serán sus números los que lleguen a Europa, y no los que han dado por definitivos las comunidades. Habrá casos en los que coincidan en líneas generales, pero en muchos otros se están pidiendo hasta explicaciones pormenorizadas de las facturas aportadas para justificar el balance presupuestario.

El control de la ejecución presupuestaria autonómica ha sido continuo y exhaustivo desde que se aprobó la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Pero aun así, el Gobierno ha considerado necesario que haya una última fiscalización completa por parte de la Intervención General del Estado antes de dar por bueno lo que le han comunicado desde las comunidades. Este proceso de revisión debe estar ultimado para mediados de febrero, más o menos.

El Gobierno actúa tan escrupulosamente amparado por la Ley de Estabilidad, pero también por Bruselas. Desde Eurostat se nos han exigido mejoras significativas en el control de las estadísticas regionales. E incluso la UE abogó en octubre del pasado año por que se reforzasen los poderes del Instituto Nacional de Estadística (INE) para que tenga derecho a acceder y recoger datos de todas las fuentes primarias, incluidas las comunidades autónomas.

Hasta que no estén las cifras oficiales de déficit, del Estado y de la Administración autonómica, no habrá nueva reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). La previsión es que se convoque para abril o mayo.

Por cierto, el ministro de Hacienda ha comunicado al resto del Gabinete de Rajoy, en una de las últimas reuniones del Consejo de Ministros, que la cifra de déficit de 2012 de la Administración General del Estado será mejor de lo previsto. Esto quiere decir que el Gobierno prevé que no llegará al 7 por ciento: oficiosamente se apunta que estará sobre el 6,9. El objetivo inicial impuesto por Bruselas era del 6,3 por ciento, pero la UE ya ha dado a entender que autorizará una desviación de décimas.

En lo que afecta al objetivo del 1,5 por ciento al que tienen que ajustarse las autonomías en 2012, desde el Gobierno insisten en que no se flexibilizará. Lo que supondría, de no haber rectificación en este planteamiento, que a partir de marzo tendrían que empezar a aplicarse sobre las comunidades que lo incumplan las sanciones que prevé la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Es un debate que, en cualquier caso, no está cerrado. Ahora bien, desde el Ejecutivo sí anticipan ya una voluntad de poder abrir la mano con el objetivo de déficit de las comunidades para 2013 (0,7 por ciento) si cuentan con el respaldo de Bruselas. No habrá modificación en tanto Europa no adopte una decisión en esta dirección con respecto al déficit global del Estado (4,5 por ciento). Y así lo dijo ayer el presidente del Gobierno en el Congreso. Mariano Rajoy descartó «en la actual coyuntura» flexibilizar el objetivo de déficit que tienen que alcanzar las comunidades en 2013 porque, a su juicio, la modificación de los criterios acordados con la UE para la reducción de la deuda no enviaría «un buen mensaje» a los mercados. Y la financiación de España «depende de ellos», según recordó. También precisó que si la situación cambia, podría cambiar este criterio.

Por su parte, el ministro Montoro defendió la subida de impuestos de 2012 porque ha servido para cumplir con las previsiones de ingresos y, en consecuencia, acercar a España al cumplimiento de sus compromisos, según informa Ep.

Cumplirán pese al deseo de flexibilidad

- El consejero de Economía andaluz, Antonio Ávila, aseguró ayer que la Junta cumplirá el «compromiso» sobre los objetivos de déficit, aunque cree que «hubiera sido deseable» que el Gobierno central los flexibilizara.

- CiU pedirá la próxima semana al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que amplíe y flexibilice el déficit de las comunidades autónomas para equilibrar sus esfuerzos destinados a la consolidación fiscal.

- El presidente de Canarias, Paulino Rivero, afirmó que la comunidad «va a cumplir», si bien matizó que supondrá «hacer una cantidad de sacrificios y de ajustes enorme», también «en la Educación y la Sanidad».