Iberdrola cerrará las plantas de carbón en 2020 «si tiene todos los permisos»

Galán reitera su anuncio en la entrega de los II Premios a la Cooperación Energética Internacional.

Ramón Paredes (Club de la Sostenibilidad), Dastis y Galán junto a Pol Raguénès, de Nexus for Development
Ramón Paredes (Club de la Sostenibilidad), Dastis y Galán junto a Pol Raguénès, de Nexus for Development

Galán reitera su anuncio en la entrega de los II Premios a la Cooperación Energética Internacional.

El presidente de Iberdrola, Ignacion Galán, reiteró ayer su intención de abandonar la quema de carbón en todas las instalaciones de la eléctrica en 2020 porque «ha pasado el momento de las palabras y ha llegado el momento de actuar». Tras hacer entrega en su sede madrileña de los II Premios Iberdrola a la Cooperación Energética Internacional, en la que participó el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, Galán explicó que la compañía ya ha solicitado las autorizaciones pertinentes para el cierre de sus dos últimas centrales que queman carbón, las instalaciones térmicas de Lada (Asturias) y Velilla (Palencia), y que «se respetarán todas las reglas», en referencia a los nuevos criterios, entre ellos las posibles variaciones en el precio de la luz, que el Ministerio de Energía ha introducido para disponer de mayor competencia a la hora de otorgar o no los permisos de cierre de instalaciones energéticas.

Galán recordó que, desde 2000, la eléctrica ha reducido un 75% sus emisiones en Europa con el cierre de 15 plantas de cabón y fuel. De hecho, hace un año Iberdrola cerró una planta de carbón que tenía en Pasajes (Guipúzcoa) y también la mayor que tenía en el mundo que usaba ese combustible, la escocesa de Longannet (Reino Unido), además de haber clausurado centrales de fuel-óleo en Bilbao, Cartagena (Murcia) o la de Aceca, en Villaseca de la Sagra (Toledo).

En todos estos casos, se solicitaron las autorizaciones necesarias ya que «de acuerdo a la legislación española, las centrales eléctricas para su cierre tienen que contar con el permiso de la Administración, y eso es lo que hemos hecho, lo que venimos haciendo y lo que hemos hecho con todas las que hemos cerrado». Galán indicó que el objetivo de la compañía es reducir sus emisiones en un 50% en el año 2030.

Iberdrola presentó el pasado verano varias alegaciones al real decreto para regular el cierre de centrales, entre las que figuraban que el futuro de las instalaciones dependiese de los criterios empresariales de los dueños de las mismas, tanto el cierre como la posible «hibernación» de las centrales. Tras el anuncio de Iberdrola de abandonar la quema de carbón, el Ministerio de Energía remitió a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) un real decreto en el que amplía los requisitos para cerrar una central eléctrica.

Una vez activado el real decreto, que tiene carácter retroactivo y con el que Energía pretende asegurar que las decisiones de cierre sean «compatibles con los objetivos en materia de seguridad del suministro, sostenibilidad y precio de la energía», se aplicará a todas las solicitudes realizadas desde la consulta pública abierta el pasado mes de julio, por lo que el departamento de Álvaro Nadal ha solicitado a Iberdrola las cuentas de las plantas de Lada y Velilla. En cualquier caso, la disputa augura otro culebrón después de que Nadal arremetiera ayer contra estos cierres, que dispararían el precio de la luz, según afirmó. En respuesta a una pregunta de la oposición, Nadal aseguró que «cerrar las centrales de carbón, como ustedes proponen, implica una subida del 15% en el precio en las puntas de invierno».

Sobre la polémica, Galán quiso restar importancia al desencuentro al recordar que el Gobierno y la eléctrica comparten el mismo compromiso de sostenibilidad durante la entrega de los II Premios Iberdrola a la Cooperación Energética Internacional.

En esta nueva convocatoria, los ganadores fueron Trama TecnoAmbiental, en la categoría de Empresa; el Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables de Ecuador (INER), en la categoría de Administraciones Públicas; y Nexus for Development, en la categoría de organizaciones sin ánimo de lucro y no gubernamentales. Los galardones fueron entregados por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, acompañado por el presidente del Club de Excelencia en Sostenibilidad, Ramón Paredes, y por el propio Galán.

Trama TecnoAmbiental que, con su proyecto Electrificación rural a través de microrredes solares híbridas en islas remotas de Ghana, ha ejecutado las tareas de ingeniería, construcción y operación de cinco microrredes con generación fotovoltaica híbrida en cuatro localidades del país africano. En la categoría de Administraciones Públicas, el Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables ecuatoriano fue galardonado por su estudio de la viabilidad de producción de bioetanol a partir de la cáscara del piñón, un proyecto que sería aplicable a la población de las islas Galápagos.

Nexus for Development fue premiada por el proyecto Pioneer Facility, que proporciona asistencia técnica y soluciones financieras innovadoras para desarrolladores de proyectos sociales en el sureste asiático.