Actualidad

Jaime Malet: «Es el turno de que lleguen las medianas empresas a EE UU»

Pte. de la Cámara de Comercio de EE UU en España

Lleva muchos días preparando el viaje, pero su actividad se ha multiplicado por diez en esta última semana. La inactividad laboral de estas fechas no se ha notado en su despacho.

–¿Cómo nos ven ahora desde Estados Unidos y cómo no veían antes?

–En lo que concierne a las elites política y económica, hemos sido un país básicamente transparente durante muchos años. Tuvimos un tiempo de cierta relevancia a nivel político coincidiendo con el apoyo del Gobierno de José María Aznar a la Administración Bush en la Guerra de Irak. Luego desapareció en la época Zapatero. Hubo momentos de gran euforia hacia España en los años 2006 y 2007 cuando Zapatero dijo en Nueva York que España había pasado a Italia en renta per cápita. 2006 y 2007 marcaran un punto máximo en nuestra reputación como país entre las elites económicas y políticas y desde entonces hemos caído en picado. Hoy la imagen que se tiene de España es mejor que la que se tenía hace un año, pero no es buena. La de un país que ha tenido muchos problemas económicos, que se endeudado en exceso, que ha gastado más de lo que debía y al que le falta competitividad. Esto no significa que no tengamos capacidad de dar la vuelta a la tortilla. Las empresas españolas están muy bien valoradas allí.

–¿Qué se espera de estas reuniones?

–Desde el punto de vista político espero que haya una mayor relación entre las dos administraciones. Sería muy positivo que hubiera una relación más personal entre Rajoy y Obama. Desde el punto de vista económico es importante que España esté haciendo sus deberes y saliendo de la crisis. Confío en que seamos capaces de trasladar una idea mejor de la economía de la que se tiene.

–¿El papel de España como socio económico de EE UU se corresponde con la importancia de nuestra economía?

–España es el undécimo país en inversiones en EE UU. Hemos hecho una labor importantísima capitaneada por las empresas que van a estar presentes en esta cumbre. Ha sido una labor que se ha realizado en los últimos diez años. Hace diez años prácticamente no había inversión española en EE UU. Ahora es todo lo contrario. Las grandes empresas han conseguido entrar en ese gigantesco mercado, y ahora es el momento de que lo hagan las medianas empresas.

–Su presencia es muy limitada.

–Hay muy pocas, pero tienen mucho interés. Es un mercado que asusta a la mediana empresa. El Tratado de Inversión en el que se está trabajando va a ayudar a eliminar miedos, incertidumbres y, sobre todo, a reducir los costes.

–Hay que vender optimismo a los inversores en el almuerzo del martes.

–Es el acto central de la reunión. Al desayuno no viene Rajoy. Será en la US Chamber of Commerce. Habrá unas doscientas personas, entre ellas los representantes de las más importantes empresas americanas, fondos de inversión... Es el sitio adecuado para lanzar los mensajes sobre la recuperación de la economía española

–¿Dónde puede haber más oportunidades de inversión?

–Cuando se apruebe el Tratado de Libre Comercio e Inversión las oportunidades van a surgir para todos los sectores. Por destacar algunos me inclinaría por aquellos relacionados con la industria, como el químico, la automoción, el farmacéutico. Y, cómo no, el agroalimentario donde las restricciones han pesado muchísimo.