La crisis, el déficit y 570.000 pensiones más acaban con la «hucha» en seis años

Creada en 2000, llegó a tener 67.000 millones en 2011. El control del déficit ha forzado al Gobierno a disponer de 74.000 millones para pagar una nómina de 9.000 millones al mes

Creada en 2000, llegó a tener 67.000 millones en 2011. El control del déficit ha forzado al Gobierno a disponer de 74.000 millones para pagar una nómina de 9.000 millones al mes.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social fue creado en el año 2000, con el Gobierno de José María Aznar con el fin de «establecer fondos especiales de estabilización y reserva destinados a atender las necesidades futuras en materia de prestaciones contributivas originadas por desviaciones entre ingresos y gastos del sistema». Ese primer año recibió 601 millones de aportaciones aprobadas por el Consejo de Ministros. Llegó a tener 66.815 millones de euros en 2011 y en estos momentos sólo cuenta con 8.095 millones, después de que el Gobierno decidiera disponer el viernes de 3.586 millones de euros para abonar parte de la paga extra de Navidad a los jubilados. Con el dinero que queda no será posible siquiera hacer frente a la próxima paga extra de verano en 2018.

¿Cómo se explica este radical cambio? La crisis económica de 2008, la recaída de 2011, el férreo control del déficit para cumplir con los compromisos firmados con Bruselas, pero también un sistema que ve cómo envejece la población y se encarece la nómina mensual de las pensiones. Hasta el año 2010, con la única excepción de 2009, todo fueron entradas de dinero en la llamada «hucha de las pensiones». Desde esa fecha no sólo no ha entrado un euro más, sino que han salido nada menos que 74.262 millones de euros en tan solo seis años. En junio de 2018, si nadie lo remedia, estará vacía

Desde 2012 hasta el pasado mes de noviembre, el sistema de la Seguridad Social ha tenido que hacer frente a 568.342 pensiones más, que han elevado la nómina mensual en 1.332 millones. Este año, el coste de las pensiones de incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares superará los 124.000 millones de euros, 18.400 más que en 2012. Y eso a pesar de que la pensión media de jubilación sólo ha subido 45 euros mensuales en cinco años, lo que equivale a una revalorización de apenas el 1% anual, y la pensión media, en 90 euros, un 2%.

El desfase entre ingresos y gastos de la Seguridad Social fue de 5.967 millones de euros en septiembre y eso faculta al Gobierno a «tirar» de la hucha. La otra alternativa es recurrir a préstamos (también se ha hecho), pero eso tiene repercusiones en el déficit anual, y por extensión, en la deuda pública que roza el 100% del PIB. Las disposiciones que ha hecho el Gobierno desde 2012 equivalen al 7% del PIB.